El Gobierno suspende la subasta y quiere un acuerdo con el agro-precio

0
81

El ministro de Agricultura, Carlos Fávaro, que anunció la suspensión de la subasta de arroz.Foto/diariodecuiaba.com.br/https://www.diariodecuiaba.com.br/cidades/exploracao-sexual-preocupa-especialista/410846  INTERVISTA AO PROF. SANTOEl gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva (PT) suspendió indefinidamente la subasta de arroz y negocia con el agronegocio un acuerdo para controlar los precios del producto.

«Tenemos listo el aviso, pero los precios han dado paso y creo que es prudente vigilar [la situación] antes de cualquier acción de compra», dijo al informe el ministro de Agricultura, Carlos Fávaro.

Antes, el martes (3), Fávaro anunció a Globonews la suspensión de la subasta.

La idea es recuperar la idea sólo si el precio sube.

Ahora, los ministerios de Agricultura y Desarrollo Agrario, junto con Conab (Compañía Brasileña de Abastecimiento), negocian la firma de un plazo de compromiso para que, en los lugares donde haya una posible escasez, el sector se comprometa a enviar más productos, para evitar que el precio suba.

A nivel interno, los miembros del gobierno ya se habían posicionado en contra de la subasta, incluso antes de que se celebrara, bajo el argumento de que no había evidencia de que las lluvias en Río Grande do Sul causarían escasez de arroz.

Por el contrario, los indicadores señalaban que, con la cosecha ya realizada en ese momento, la oferta del producto estaba garantizada, según un miembro de Agricultura.

También el martes estaba prevista la participación del ministro Paulo Pimenta (Reconstrucción de la RS) y del exdirector de Conab, Thiago José dos Santos, en la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados.

Ambos, sin embargo, cancelaron su participación. Ahora, el grupo está considerando convocar a Pimenta, antes sólo invitado, para dar explicaciones sobre el caso.

La subasta fue una iniciativa del gobierno de Lula tras la tragedia socioclimática de las lluvias en el Sur, que concentra la mayor parte de la producción de arroz en Brasil.

Como demostró Folha de S.Paulo, de las cuatro empresas ganadoras, una era una lechera y otra tenía como socio a un empresario que ya había confesado el pago de sobornos para conseguir licitaciones públicas.

La subasta fue duramente criticada por la oposición al gobierno y por el agronegocio, y luego fue anulada por el gobierno.

El secretario de Política Agraria del Ministerio de Agricultura, Neri Geller, fue despedido, junto con otros miembros de la cartera y Conab vinculado a la subasta.

Geller dice que la subasta fue un error político, pero no la suya.

A su juicio, las denuncias se hicieron con una gran proporción precisamente para alcanzarlo.

Tras su renuncia, Geller declaró que no tenía responsabilidad en la subasta porque no actuó en su elaboración.

Contrario a lo que el ministro Carlos Fávaro reclamó en su momento, dice que no renunció al cargo y que, de hecho, su ex superior no le atendió cuando intentó corregir la información sobre la salida de la cartera.

La forma en que se llevó a cabo [la subasta para las importaciones de arroz] fue un nombre erróneo, generó una reacción muy fuerte de la oposición y del sector productivo, la inestabilidad en el Congreso. Si dimitiera, estaría asumiendo una parte de un error político que no es mío», le dijo a Folha de S.Paulo tras dejar el cargo.

También se informó que un antiguo ayudante de Geller había intermediado casi la mitad de la venta del arroz importado en la subasta promovida por Conab -nieja cualquier malhechor.

En total, el gobierno había comprado 263.300 toneladas de arroz importado, por 1.300 millones de reales.

La mayor subasta fue una compañía llamada Wisley A de Souza, que adquirió 147.300 toneladas de arroz, tiene como socio único una persona con este nombre y un capital social de R$ 5 millones.

Su nombre elegante es Minas Cheese, y la dirección registrada en el IRS está en el centro de Macapá, capital de Amapá. Según imágenes de Google, el establecimiento trabaja con este mismo nombre.

El correo electrónico en el sistema federal es de un distribuidor.

Su actividad principal (declarada por la propia empresa en sus registros públicos) es el comercio mayorista de leche y lácteos.

La lista de capacidades secundarias incluye frutas y verduras, carnes, suministros de oficina, productos de higiene y limpieza, y productos alimenticios de almacén en general.

Preguntada por correo electrónico, teléfono y WhatsApp, la compañía no respondió.

La segunda subasta más pequeña de la subasta fue el Alquiler de Vehículos y Maquinaria ASR, con sede en Brasilia.

Su principal actividad es el alquiler de maquinaria y equipo, pero en los secundarios hay varios otros, por ejemplo, la construcción de edificios y autopistas, obras, publicidad, desarrollo de programas informáticos, servicios de oficina y limpieza, así como comercio al por mayor de diversas categorías, incluyendo cereales.

Su única compañera es Crispinarian Espindola Wanderley. También participa en otras compañías navieras y un instituto forense.
Buscado por el informe, dijo que la ASR tiene más de diez años de experiencia y trabaja seriamente.

Afirmó que ganó otra subasta de la Conab en diciembre de 2023, por distribución de 211.000 sacos de maíz, que fueron entregadas con éxito en el estado de Bahía.

Entre 2002 y 2009, Wanderley presidió Coopertran (Cooperativa de Transporte Público del Distrito Federal).

Se le cita en una investigación que tomó el actual diputado federal y luego secretario de Transporte del Distrito Federal Alberto Fraga (PL-DF).

En su testimonio, Wanderley declaró que Fraga lo acusó de sobornos para intermediarios por la firma de un contrato de autobús con la cooperativa y que pagó R $ 350.000 para cerrar el acuerdo.