Brasil y Colombia reducen drásticamente sus niveles de deforestación

0
61

Getty Images Los observadores dicen que la acción del gobierno de Colombia llevó a una reducción en la pérdida de bosques primarios

Guía de ayuda para la aplicación de BBC Mundo - BBC News Mundo

La cantidad de árboles que se perdieron en los bosques tropicales de Brasil y Colombia disminuyó drásticamente el año pasado debido a la acción política, según un nuevo análisis.

Los investigadores dicen que los nuevos líderes han dado prioridad al medio ambiente, y la pérdida de árboles en la Amazonía brasileña se redujo en un enorme porcentaje: 39%.

Sin embargo, el aumento de la tala de árboles y los incendios en Bolivia, Laos y Nicaragua acabaron con muchos de estos logros.

Las pérdidas globales aumentaron un 25%, principalmente debido a los incendios forestales en Canadá.

Los intensos y largos incendios forestales que ardieron en todo Canadá provocaron cinco veces más pérdidas de árboles en 2023 que el año anterior.

Los incendios en las zonas forestales del norte tienen un enorme impacto en el panorama global de la pérdida de cobertura arbórea, según analistas del laboratorio GLAD de la Universidad de Maryland y el Instituto de Recursos Mundiales (WRI), que publican datos anuales sobre la tala de bosques.

Lula da Silva

Fuente de la imagen, Getty Images. El regreso al gobierno del presidente Lula ha coincidido con una dramática caída de las pérdidas forestales en Brasil

Pero para estos investigadores, la tala intencionada de bosques maduros en las regiones tropicales es la medida más importante en lo que respecta al cambio climático.

En lugares como el Amazonas, estos bosques primarios almacenan grandes cantidades de carbono que son fundamentales para los esfuerzos mundiales para limitar el aumento de las temperaturas globales.

Estas regiones tropicales también han sido el principal foco de deforestación provocada por el hombre durante las últimas cinco décadas.

Lula y Petro

En 2023, se perdieron 3,7 millones de hectáreas de bosque en los trópicos, lo que equivale a 10 campos de fútbol por minuto, una ligera disminución con respecto al año pasado.

Estas pérdidas habrían sido mucho mayores si no fuera por Brasil y Colombia.

Según este nuevo análisis, la acción política en ambos países ha tenido un impacto significativo en la tala de árboles.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva llegó al poder en Brasil el año pasado prometiendo abordar la pérdida de árboles y poner fin a la deforestación para 2030.

Como resultado, hubo una caída del 36% en las pérdidas de bosques primarios en Brasil en 2023, en comparación con 2022.

«Creo que lo que estamos viendo en Brasil, por ejemplo, es en realidad un caso de recuperación de la aplicación de la ley que fue desmantelada durante el gobierno anterior», dijo Rod Taylor de WRI.

Dado que Brasil fue responsable del 43% de toda la pérdida de bosques tropicales en 2022, esta reducción es significativa.

Si bien la disminución ha sido bien recibida, los observadores dicen que las pérdidas de árboles siguen siendo mayores que a principios de la década de 2010.

No todas las regiones boscosas de Brasil experimentaron reducciones. En el Cerrado, que es el centro de producción agrícola, hubo un aumento del 6% en la pérdida de árboles.

incendio forestal

Fuente de la imagen, Getty Images. Los incendios forestales se extendieron por Canadá a lo largo de 2023, lo que aumentó la pérdida mundial de árboles

Colombia también experimentó una disminución significativa: la pérdida de bosques primarios se redujo casi a la mitad en comparación con 2022.

Los observadores dicen que las acciones del presidente Gustavo Petro jugaron un papel importante en la reducción.

«La historia de la deforestación en Colombia es compleja y está profundamente entrelazada con la política del país, lo que hace que la disminución histórica de 2023 sea particularmente poderosa», dijo Alejandra Laina, de WRI, Colombia.

«No hay duda de que la reciente acción del gobierno y el compromiso de las comunidades han tenido un profundo impacto en los bosques de Colombia, y alentamos a quienes participan en las actuales conversaciones de paz a utilizar estos datos como trampolín para acelerar mayores avances».

Pero en otros lugares el panorama sobre la pérdida de árboles sigue siendo desalentador.

Bolivia experimentó una pérdida récord por tercer año consecutivo, con un aumento del 27% en 2022.

Aproximadamente la mitad de esto se debió a incendios, ya que el clima cálido hizo que los incendios iniciados por humanos se extendieran a los bosques.

También hubo repuntes notables en Laos y Nicaragua, debido principalmente a la expansión agrícola.

agricultor en Bolivia

Fuente de la imagen, Getty Images. En Bolivia la expansión de la agricultura y los incendios forestales provocaron un rápido aumento de la pérdida de árboles.

Indonesia también experimentó un aumento de las pérdidas, pero la tasa sigue siendo históricamente baja en comparación con hace una década.

Los investigadores dicen que el panorama general es decididamente mixto y señalan el hecho de que al mundo solo le quedan seis años para cumplir la promesa de detener la deforestación, hecha en 2021 en la COP26 en Glasgow.

«Este informe nos desafía de manera apropiada a poner un equilibrio entre la desesperación y la esperanza», dijo el doctor Andrew Steer, presidente y director ejecutivo de Bezos Earth Fund.

«Las tasas alarmantemente altas de deforestación global nos recuerdan lo mal encaminados que estamos en la solución de las crisis climática y de la naturaleza».

*Tomado de: https://www.bbc.com/mundo/articles/c6pjynrm764o