¿Contiene la carne de laboratorio células cancerosas?

0
187

Los investigadores también trabajan en la producción de carne mediante impresoras 3D, como en este laboratorio de Reutlingen, en Alemania. Imagen: Bernd Weißbrod/dpa/picture alliance

DW Español - Wikipedia, la enciclopedia libre

Una nueva empresa alemana de carne cultivada ha dado los primeros pasos para que las salchichas cultivadas en laboratorio a partir de células animales lleguen a las estanterías de los supermercados.

A mediados de septiembre, The Cultivated B inició las primeras conversaciones con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria para que su «producto híbrido de salchichas compuesto por ingredientes veganos, incluidas cantidades significativas de carne cultivada» sea aprobado para su venta.

Aunque es probable que falten meses o años para dar ese paso, en el extranjero, ya es una realidad. Los reguladores estadounidenses dieron luz verde a la venta de pollo cultivado en laboratorio en junio de 2023, después de que Singapur se convirtiera en el primer país en aprobar la venta de carne cultivada con células en 2020.

La noticia de este avance en la tecnología alimentaria hace que algunas personas desconfíen de la llamada «carne Frankenstein», que puede tener un aspecto diferente al de la carne tradicional y producirse mucho más rápido de lo que tarda un animal en crecer lo suficiente como para comérselo.

¿Está la carne cultivada en laboratorio hecha de células cancerosas?

Esta es una de las principales preocupaciones de muchos de los que se muestran escépticos ante la carne cultivada, ya que algunos están convencidos de que procede de células tumorales de rápido crecimiento. En respuesta a un reciente video de DW Planeta A, un comentarista aseguró que «la carne cultivada en laboratorio se cultiva literalmente utilizando células cancerosas».

En febrero de 2023, un artículo publicado en colaboración con Bloomberg Businessweek señalaba que «las células normales de la carne no se dividen eternamente». Afirmaba que las principales startups de carne cultivada están «utilizando tranquilamente lo que se denominan células inmortalizadas […], un elemento básico de la investigación médica [que] son, técnicamente hablando, precancerosas y pueden ser, en algunos casos, totalmente cancerosas».

Una técnica sostiene una carne de pollo cultivada en laboratorio en una bolsa sellada.
Pollo de laboratorio.Imagen: Jack Guez/AFP

Pero eso no es del todo cierto. Los científicos de la alimentación sí utilizan células para cultivar carne, pero trabajan con células madre de un animal vivo o de un óvulo fecundado. Los científicos seleccionan las mejores células y las sumergen en un caldo rico en nutrientes. A continuación, estas células se cultivan en grandes cantidades en tanques de acero conocidos como biorreactores o cultivadores, un proceso descrito por la organización estadounidense sin ánimo de lucro Good Food Institute.

Cuando está lista para ser cosechada, se puede dar a la carne una textura y forma familiares y envasarla para la venta. Todo el proceso dura entre dos y ocho semanas, según el tipo de carne. Y esas células definitivamente no son cancerosas, según Elliot Swartz, científico principal del Good Food Institute.

La US Food and Drug Administration, responsable de la seguridad alimentaria en Estados Unidos, también ha refutado la afirmación de que se utilicen células cancerosas para producir carne cultivada en laboratorio y ha dicho que estas células ni siquiera tienen capacidad para formar tumores.

En cuanto a las afirmaciones de que la carne cultivada podría causar cáncer a las personas que la consumen, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señaló que «los conocimientos científicos actuales no apoyan la plausibilidad del contagio del cáncer humano a través de la introducción de células incluso de otros seres humanos».

Por su parte, la agencia gubernamental estadounidense responsable de la regulación de los aliemntos y medicamentos, FDA, afirmó que, en cualquier caso, cualquier célula animal cancerosa o precancerosa -que incluso puede estar presente en los cortes tradicionales de carne- sería destruida por la cocción y nuestra digestión.

*Tomado de: https://www.dw.com/es/contiene-la-carne-de-laboratorio-c%C3%A9lulas-cancerosas/a-67009102