¿Es hora de renegociar? Reflexiones sobre el TLC entre Colombia y Estados Unidos

0
243

Imagen amcham.colombia.co

Archivo:El Espectador (2019-10-31).svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Desde su entrada en vigencia en mayo de 2012, el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos ha sido objeto de debate constante. Mientras algunos argumentan que ha impulsado exportaciones y atraído inversiones, otros creen que no ha beneficiado equitativamente a la economía colombiana. Pasada más de una década, ¿es hora de reconsiderar los términos de este acuerdo?

Primero, es esencial revisar el contexto económico. Según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia (2020), las exportaciones hacia Estados Unidos han aumentado desde la implementación del TLC. Sin embargo, la CEPAL (2019) señala que, aunque ha habido un crecimiento, el país no ha diversificado suficientemente sus exportaciones, manteniéndose dependiente de productos primarios, especialmente hidrocarburos y minerales.

La falta de diversificación es preocupante. Una economía dependiente de pocas materias primas es vulnerable a fluctuaciones de precios en mercados internacionales. Esta situación, como señala el Banco de la República (2020), puede llevar a periodos de auge, pero también a crisis cuando los precios caen.

El sector agrícola es otro punto de preocupación. Según la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Colombia (2021), muchos agricultores colombianos han enfrentado competencia desleal, dado que productos agrícolas estadounidenses, subsidiados y producidos en grandes escalas, ingresan al mercado colombiano a precios muy bajos. Este fenómeno ha ejercido presiones sobre el pequeño y mediano agricultor colombiano, que encuentra dificultades para competir en precio.

Además, cuestiones laborales y de derechos humanos han sido problemáticas. Aunque el TLC incluyó el Plan de Acción Laboral, que buscaba mejorar los derechos laborales en Colombia, Human Rights Watch (2019) sostiene que la situación no ha mejorado significativamente. Se siguen presentando casos de sindicalistas amenazados y asesinados, y las protecciones laborales siguen siendo insuficientes.

Entonces, ¿qué se puede hacer? Renegociar un tratado no es tarea sencilla, pero tampoco imposible. Canadá, México y Estados Unidos, por ejemplo, renegociaron el TLCAN, dando lugar al T-MEC en 2020. Este nuevo acuerdo actualizó cláusulas comerciales y laborales, adecuándose a la realidad del siglo XXI.

Para Colombia, una renegociación podría enfocarse en garantizar una mayor protección a sectores sensibles, como el agrícola, impulsando la diversificación de exportaciones y fortaleciendo cláusulas de derechos humanos y laborales.

Para concluir, mientras que el TLC entre Colombia y Estados Unidos ha traído beneficios económicos en ciertos sectores, también ha revelado desequilibrios y áreas de mejora. Considerando la experiencia internacional y las dinámicas cambiantes del comercio global, es razonable considerar una revisión del acuerdo, adecuándolo a los desafíos y las oportunidades del presente.

Referencias

Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. (2020). Impacto del TLC con Estados Unidos. Bogotá: MCIT.

CEPAL. (2019). Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe. Santiago: CEPAL.

Banco de la República. (2020). *Reporte de inflación*. Bogotá: BanRep.

Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Colombia – Fedeagro. (2021). Reporte Anual 2020. Bogotá: Fedeagro.

Human Rights Watch. (2019). World Report 2019: Colombia. Nueva York: HRW.

Yesid Enrique Benítez González.

*Tomado de: https://www.elespectador.com/opinion/columnistas/cartas-de-los-lectores/es-hora-de-renegociar-reflexiones-sobre-el-tlc-entre-colombia-y-estados-unidos/