Los microorganismos de nuestro intestino influyen en nuestro ánimo: Se estudia en cerdos para aplicarlo en humanos

0
538

Foto/agrodigital.com

agrodigitalawebdelcampo (@agrodigital_com) / Twitter

Algunos estudios recientes demuestran que los microorganismos del intestino –conocidos como «microbiota intestinal»– están estrechamente relacionados con los estados emocionales de los animales y de las personas a través de lo que se llama «eje intestino-cerebro».

El cerebro de los cerdos es muy similar al de los humanos y aporta muchas pistas sobre cómo los factores ambientales afectan a la estructura y la función cerebral. «Si conocemos la composición de la microbiota y somos capaces de modularla en un cerdo, tendríamos un doble beneficio: tratarlo como modelo para la salud mental de las personas, con las que tienen muchas similitudes, y mejorar el bienestar de los animales, que reside, como el nuestro, en su cerebro», relata Antoni Dalmau, investigador de Bienestar animal del IRTA. Un primer paso ha sido comprobar que en los animales la microbiota intestinal es clave para que se adapten mejor al entorno.

A través del proyecto PIGBIOTA, los investigadores del IRTA comprobaron que los cerdos pueden ser más optimistas o más pesimistas frente a un estímulo neutro. «Un animal con mayor capacidad para adaptarse al entorno sufrirá menos estrés y se encontrará mejor, tendrá un sistema inmunitario más fuerte y crecerá y se reproducirá sin problemas», explica Dalmau.

En un proyecto paralelo, el GUTBRAIN, los investigadores tratan de identificar qué especies concretas de microorganismos intestinales están vinculadas a las mejores condiciones de los animales. De los animales más «optimistas», han analizado muestras fecales para identificar las bacterias y utilizarlas como marcadores. «Queremos desarrollar un kit de diagnóstico para que los ganaderos puedan saber si sus animales tienen estos microorganismos vinculados a mejores estados anímicos», explica Yuliaxis Ramayo-Caldas, del programa Genética y mejora animal del IRTA.

La Fundación La Marató de TV3 ha financiado un proyecto para identificar las sustancias que liberan estos microorganismos del intestino —llamadas «postbióticos»— y qué señales envían al cerebro. También analizarán el efecto en pacientes diagnosticados con el síndrome del intestino irritable y la depresión severa. Para ello, extraerán microorganismos y moléculas que segregan en las muestras fecales de pacientes con y sin síntomas y las administrarán a los cerdos establecidos como modelo. El objetivo será ver qué cambios se producen en el cerebro de los cerdos, y en su comportamiento y estado anímico, para extrapolarlo al cerebro humano. «Si conocemos a los microorganismos responsables de determinados estados de ánimo y los mecanismos con los que actúan, el siguiente paso será diseñar prebióticos con los microorganismos o sus metabolitos que inducen mejores estados de ánimo para suministrar tanto a los pacientes humanos como a los animales», concluye Dalmau.

*Tomado de: https://www.agrodigital.com/2023/06/28/los-microorganismos-de-nuestro-intestino-influyen-en-nuestro-animo-se-estudia-en-cerdos-para-aplicarlo-en-humanos/