Inicio Internacional Grandes diferencias de producción entre los países del noroeste de Europa

Grandes diferencias de producción entre los países del noroeste de Europa

74
0
Compartir

Foto/agrodigital.com

La OIE es ahora la OMSA | ¡ Revista Agrollanos !

La producción de patata en los cuatro países productores del noroeste de Europa (Alemania, Francia, Bélgica y Holanda) va a resultar más elevada de lo esperado, gracias a las lluvias de septiembre que han favorecido que se pudieran arrancar más kilos entre finales de septiembre y principios de octubre. No obstante, se espera que sea un 6% más baja que la campaña anterior. Además, se prevén grandes diferencias entre unas zonas y otras, de acuerdo con las estimaciones de NEPG, la asociación europea que agrupa sectoriales de patata de los 4 países antes mencionados.

2022 ha sido el año con las mayores diferencias de rendimientos por hectárea, entre países, regiones e incluso entre explotaciones. Las causas de estas diferencias han sido la meteorología, con una distribución muy desigual de temperaturas y precipitaciones, así como que se usara o no el riego. Las diferencias de rendimiento son abismales, desde explotaciones con menos de 30 t/ha o otras con más de 65 t/ha.

En zonas del norte de los Países Bajos se esperan muy buenos rendimientos (debido a más lluvias y también al riego generalizado). En las zonas del oeste y norte de Alemania, los rendimientos son principalmente medios. En algunas áreas de Bélgica y de Francia, los rendimientos son totalmente decepcionantes. En estas zonas, algunos agricultores no podrán cumplir con la totalidad de sus contratos.

Como puede verse en la tabla adjunta, de los 4 países de la NEPG, solo en Holanda ha aumentado la producción y lo ha hecho en un13%. En el resto ha descendido y muy especialmente en Bélgica que ha registrado una reducción del 19%.

Los altos costos de producción (actuales y esperados) y los buenos precios de los cereales han llevado a los agricultores a sembrar más cereales (cebada y trigo), lo que irá en detrimento de la superficie cultivada de patata en 2023. Entre octubre de 2021 y octubre de 2022, los precios de la electricidad en la zona NEPG aumentaron un 280 % (entre un 50 y un 500 % de aumento) y los precios del diésel en un 55 % (con un aumento del 34 al 95 %).

La NEPG defiende que en los próximos contratos de patata habría que tener en cuenta los costes de producción del patatero, por lo que los precios deberían estar vinculados a una variedad de índices de costes (energía, fertilizantes, maquinaria y equipo, tarifas de contratistas, edificios y dispositivos de almacenamiento…).

*Tomado de: https://www.agrodigital.com/2022/11/16/410848/

Compartir