Inicio Cacao África se prepara para cumplir reglas más estrictas para el cacao

África se prepara para cumplir reglas más estrictas para el cacao

137
0
Compartir

Montage: swissinfo.ch / Helen James

Archivo:SWI swissinfo.ch Logo 2018.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

Reglas de sostenibilidad más estrictas en Suiza y la UE podrían excluir a África Occidental de los mercados europeos del cacao. Sin embargo, una nueva base de datos de productores de cacao en Ghana podría cambiar las reglas del juego.

La suerte estaba echada para los exportadores de cacao: debían cumplir con las nuevas regulaciones europeas o quedarían excluidos de las cadenas de suministro. En noviembre de 2021, la Comisión de la UE presentó una propuestaEnlace externo para un nuevo reglamento en favor de cadenas de suministro libres de deforestación.

El cacao fue una de las cinco materias primas globales seleccionadas (junto con la carne de res, el aceite de palma, la soja y el café) para cumplir con una regulación más rigurosa. El informe asegura que tan solo el cacao es responsable del 7,5% de la deforestación provocada por la UE en el mundo.

Una de las alternativas que se discuten es prohibir totalmente que los productos cacaoteros que provocan deforestación entren al mercado de la UE.  Pero la propuesta admite también que esta regulación «afectaría a sectores esenciales para las economías de algunos países” como Ghana y Costa de Marfil, y que se requiere más bien «un compromiso bilateral reforzado”. La iniciativa legislativa aún debe ser aprobada y adoptada por el Consejo de la UE y por el Parlamento Europeo, un proceso que podría tomar hasta tres años.

 Al igual que la UE, Suiza posee objetivos de sostenibilidad para el cacao, pero no son vinculantes. En 2017, Suiza se fijó como meta que el 80% de sus importaciones de cacao provengan de fuentes sostenibles en 2025 (la proporción era del 74% en 2020). Intentará conseguirlo por dos vías: programas de sostenibilidad verificados dirigidos por las propias empresas suizas, y mediante la adquisición directa de productos de cacao con certificación (que hayan logrado la etiqueta Fairtrade).

Los objetivos de Suiza, lo mismo que la regulación de la UE, afectan a los productores de cacao de países como Ghana y Costa de Marfil.

Los productores están inconformes. En una declaración conjuntaEnlace externo presentada durante la cumbre UE-África celebrada en febrero, los presidentes de Ghana y Costa de Marfil alertaron sobre los “riesgos de aumentar la pobreza entre los productores de cacao de ambos países si la legislación sobre deforestación que se analiza se adopta tal cual, ignorando el impacto adverso que tendrá en los ingresos de muchos pequeños agricultores».

Experimento ghanés

 Los agricultores no se han cruzado de brazos aguardando a que el hacha regulatoria de la UE caiga sobre ellos. Unos meses después de la decisión de Nestlé de excluir a los agricultores que no cumplieran con las normas, la junta de cacao de Ghana (COCOBOD) anunció un ambicioso proyecto: una base de datos digital integrada a un Sistema de Gestión de Cacao (CMS en inglés) a nivel nacional.

Mujeres con ramas de árboles sobre su cabeza
 Mujeres ghanesas recogiendo leña en un paisaje árido y seco. Eye Ubiquitous / Alamy Stock Photo

Su objetivo sería reunir datos fundamentales de los productores de cacao, como la ubicación y el tamaño de las fincas o la composición de los hogares, para brindar una mayor transparencia al sector nacional del cacao, incluidos los datos necesarios para identificar los riesgos de deforestación.

Actualmente, un saco de cacao adquirido en Ghana solo es rastreable hasta la comunidad cacaotera en donde se produjo, pero no es posible conocer el nombre de la finca que cultivó los granos. Esta profunda falta de transparencia llevó a empresas como Nestlé a invertir en sus propios sistemas de trazabilidad. La base de datos de Ghana es el primer esfuerzo realizado por un gobierno para conocer a fondo la trazabilidad de sus materias primas.

 «Por primera vez, cada programa, cada intervención política, plan y proyección, y cada proyecto de infraestructura necesario en las áreas de cultivo de cacao estará sustentado en datos verificados», dijo el vicepresidente ghanés Mahamudu Bawumia durante el lanzamiento del proyecto el 23 de octubre de 2021.

Señalamiento de COCOBOD
 Señalamiento de la División de Sanidad y Extensión del Cacao, subdivisión de la COCOBOD, en el distrito de Tafo. Akosua Viktoria Adu-sanyah

La COCOBOD busca integrar a 1,5 millones de productores de cacao al CMS y estima que el costo del proyecto será de poco más de 10 millones de dólares. Estos recursos se obtendrán de los 200 millones de dólares que conforman el segundo tramo de un crédito, por 600 millones de dólares, que le fue autorizado a Ghana en 2019 para mejorar la productividad de su economía.

Los fondos son resultado de un crédito sindicado otorgado por el Banco Africano de Desarrollo, la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, el Banco de Desarrollo de Sudáfrica y bancos de inversión como Credit Suisse, Cassa Depositi e Prestiti Spa, y el Banco Industrial y Comercial de China Limited.

No hay inversión suiza en puerta

Se espera que la inversión rinda frutos en el largo plazo, ya que la COCOBOD utilizará también la base de datos para los pagos relacionados con las transacciones. A los agricultores registrados se les entregará una Tarjeta de Identificación del Cacao que operará como tarjeta de crédito para la adquisición de insumos como los fertilizantes. Y a los agricultores se les pagará por sus granos de cacao vía el CMS, lo que reduce el riesgo de corrupción y robo asociado a los pagos en efectivo.

“De hecho, nuestro objetivo es hacer de Ghana la economía más digitalizada de África en dos años”, dijo el vicepresidente Bawumia en la ceremonia de anuncio de CMS en 2021.

El CMS será una herramienta relevante porque permitirá a los agricultores, especialmente a los de las fincas que colindan con zonas forestales, impugnar la exclusión de su cacao de las cadenas de suministro internacionales. La propia Nestlé señaló en el pasado que los agricultores locales excluidos podían impugnar la clasificación de sus tierras como bosques. Pero mientras el CMS no esté en operación no tienen forma de probarlo.

Para los agricultores ya es un gran desafío llegar a fin de mes, aun cuando no tengan que probar su inocencia en lo que respecta a la tala de bosques. Un ejemplo es Kyei Baffour, de 54 años, padre de nueve hijos y agricultor de cacao desde principios de la década de 1980. Recientemente fue ascendido al puesto de Jefe de Finca en Ataase Akwanta, un pueblo ubicado en New Edubiase. En los años buenos, sus 25 acres de tierra producen 15 sacos de cacao por acre, e ingresos por 923 francos suizos anuales, una cantidad que él considera insuficiente.

“No compensa trabajar durante todo un año para ganar solo 7 000 cedis. Es básicamente una pérdida”. Baffour no se tomó siquiera la molestia de calcular lo que percibe en los años por debajo del promedio. «En un año malo, lo que gano no me lleva a ninguna parte», se lamentó.NewsletterRegístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes.

Promesa de pensión

A Baffour le inquieta la falta de comunicación que hay en torno al esquema CMS. No tiene aún la Tarjeta de Identificación del Cacao y todos los agricultores de su comunidad están a la espera de ser registrados. Para él, es como si el lanzamiento del proyecto jamás hubiera tenido lugar.

“Desde que asistimos a la ceremonia inaugural, (el Gobierno) no ha dicho mucho más sobre el esquema, así que no hemos pensado demasiado en ello», dice.

Para ganar el apoyo de agricultores como Baffour y convencerlos de registrarse en el CMS, la COCOBOD propuso vincular los pagos de su futura pensión a la base de datos del sistema de gestión. Aunque la pensión es un derecho consagrado en la ley desde 1984, la mayoría de los productores cacaoteros -al igual que los miembros de la economía informal de Ghana- no esperan tenerla.

El proyecto piloto de vincular el CMS a las pensiones de los productores de cacao es pues un tema mayor en Ghana. El propio presidente apareció en la ceremonia de anuncio celebrada en Kumasi, en la región de cultivo de cacao de Ashanti, el 1 de diciembre de 2020.

Entonces faltaban seis días para las elecciones generales y el presidente Nana Akufo-Addo buscaba un segundo mandato. Algunos vieron este lanzamiento como una forma de obtener el favor de los productores de cacao, cuyo bienestar ni por azar está a la altura de la posición que hoy ocupa Ghana como el segundo productor mundial de cacao (17 % de la producción global y ventas por 4,8 millones de toneladas en 2019).Comprar viviendaEste contenido fue publicado el 16 ago. 2022Las personas extranjeras tienen derecho a adquirir bienes inmuebles en Suiza, pero las condiciones varían.

De acuerdo con el proyecto piloto, cada vez que un agricultor venda cacao a la COCOBOD se le hará una pequeña deducción del 5% que irá a un fondo especial. Los agricultores recibirán una alerta en sus teléfonos notificándoles cuando el importe se haya acreditado. Y el Gobierno también aportará a la cuenta del agricultor el equivalente al 1% del valor del cacao vendido. Del total de fondos ahorrados, el 75% se invertirá en una cuenta de jubilación a la que el agricultor solo podrá acceder cuando llegue a la edad de pensionarse. Pero el resto irá a una cuenta de ahorros a la que el campesino podrá acceder cuando lo necesite.

El director ejecutivo de la COCOBOD, Joseph Boahen Aidoo, asegura que el CMS también se ocupará de atender las solicitudes de los agricultores para que sus pagos sean oportunos.

Aerial view of a bvista aérea de una finca
 Vista aérea de una finca de producción de cacao y semillas gestionada por la COCOBOD en Oyoko. Los árboles de cacao macho y hembra se plantan por separado y luego se polinizan manualmente para aumentar la productividad. Akosua Viktoria Adu-Sanyah

Lenta instrumentación

En 2021, el CMS y el plan de pensiones se pusieron a prueba en New Edubiase, el principal distrito productor de cacao de la región de Ashanti, en el sur de Ghana. Y se esperaba que el sistema estuviera en marcha en todo el país para finales del 2021.

Sin embargo, pese a las promesas recibidas, los productores de cacao de Ghana – en su mayoría pequeños agricultores que ganan un dólar por día- dudan que el plan de pensiones arranque realmente este año. Lo anterior a pesar de que fueron asignados 9,82 millones de francos suizos (10,53 millones de dólares) a este objetivo para la temporada de cosecha de cacao 2021/2022.

 Fiifi Boafo, jefe de asuntos públicos de la COCOBOD, reconoció los retrasos que existen en la instrumentación del CMS y del plan de pensiones.

«Claramente, las estructuras necesarias no han estado allí y tampoco el compromiso del gobierno para hacer que las cosas funcionen”, afirmó Boafo refiriéndose al retraso de casi 40 años que tiene la instrumentación de un plan de pensiones para los cacaoteros de Ghana. Pero insistió en que se trabaja en que el plan de pensiones opere a finales del 2022.

 En principio, los registros en el CMS progresan. Más del 90% de los aproximadamente 1,5 millones de productores de cacao de Ghana iniciaron ya su proceso de afiliación, según Boafo.

Cartel contra el trabajo infantil en la producción de cacao
 Cartel contra el trabajo infantil en la producción de cacao en Ghana, en Kade, cerca de Accra. Jbdodane / Alamy Stock Photo

Impacto en la industria chocolatera

Los actores relevantes de la industria también lucen escépticos. Christian Robin, director general de la Plataforma Suiza para el Cacao SostenibleEnlace externo, cofinanciada por Suiza a través de la Secretaría de Estado de Asuntos Económicos (SECO), resumió la situación.

“Yo considero que un sistema de trazabilidad nacional sería valioso (para controlar mejor la deforestación y el trabajo infantil), pero también muy demandante. Todavía hay muchos signos de interrogación con respecto a su puesta en marcha. La COCOBOD, como organización responsable de instrumentar el cambio, enfrenta aún muchos desafíos”, dijo.

Las compañías chocolateras suizas, que han invertido grandes sumas en el desarrollo de sus propias bases de datos de cacao, también observan cuidadosamente los avances del CMS antes de subirse a bordo.

Todas las firmas consultadas por SWI swissinfo.ch expresaron su apoyo al CSM, pero sus percepciones sobre su utilidad en la trazabilidad de las cadenas de suministro difirieron. Nestlé declinó hablar sobre el tema; Barry Callebaut afirmó que utilizaría el CMS para la «trazabilidad básica de los granos de cacao», y Lindt & Sprüngli dijo estar dispuesta a «aportar soluciones adicionales” si el gobierno de Gana así lo pide.

En 2020, se creó un grupo de trabajo especial para explorar de qué forma empresas como Nestlé y Lindt & Sprüngli pueden colaborar con el CMS. Este grupo está integrado por representantes de la COCOBOD, empresas privadas y por la Fundación Mundial del Cacao.

Michael Ekow Amoah, de la COCOBOD, ha hecho presentaciones del CMS a este grupo de trabajo para apaciguar las inquietudes de las empresas chocolateras. Amoah considera que las empresas podrán mantener sus propios sistemas de trazabilidad (protegiendo de terceros la confidencialidad de sus cadenas de suministro), pero su fuente de datos tendrá que ser el CMS porque éste permitirá inclinar ligeramente la balanza del poder en favor de los agricultores.

“Los sistemas de trazabilidad de las empresas privadas anteponen sus intereses comerciales.  Los agricultores deben tener el derecho a elegir a quién le venden, y no estar atados a una sola empresa en aras de cumplir con la transparencia», afirmó.

En su opinión, si trabajan aisladamente las empresas no pueden garantizar que se elimine la deforestación en las áreas de cultivo de cacao. Pueden evitar la deforestación en su área de operaciones, pero muchas veces el problema solo se traslada a áreas adyacentes (lo que se conoce como “fuga”).

“Lo que exige la propuesta de la UE no podrá lograrse sin una base de datos a nivel nacional», añadió.

Independientemente de que utilicen la base de datos del CMS o no, los importadores de cacao de Europa tendrán que pagar por ella. La COCOBOD planea cobrar una tarifa de trazabilidad por cada tonelada de cacao que se comercie (un esquema similar al diferencial ingresos dignos de 400 dólares por tonelada que se introdujo en 2020 para garantizar que los agricultores se ganen la vida dignamente). La tarifa exacta aún se desconoce, pero sí se espera que el sistema esté operando integralmente para finales del 2023, concluyó Amoah.

*Tomado de: https://www.swissinfo.ch/spa/%C3%A1frica-se-prepara-para-cumplir-reglas-m%C3%A1s-estrictas-para-el-cacao-/47787964#:~:text=%C3%81frica%20se%20prepara%20para%20cumplir%20reglas%20m%C3%A1s%20estrictas%20para%20el%20cacao,-Montage%3A%20swissinfo.ch&text=Reglas%20de%20sostenibilidad%20m%C3%A1s%20estrictas,cambiar%20las%20reglas%20del%20juego.

Compartir