Inicio Internet La otra epidemia europea que preocupa a la OMS

La otra epidemia europea que preocupa a la OMS

97
0
Compartir

Foto/elcomercio.es

El Comercio

Se trata de una de las principales causas de muerte y discapacidad en el viejo continente

Una epidemia alimentada por la pandemia. Los cambios en los hábitos y patrones de consumo motivados por los confinamientos y transformaciones de los modelos de trabajo impuestos por la covid-19 han agravado una de las principales causas de muerte y discapacidad en Europa.

El problema de salud pública alcanza ya en el viejo continente «proporciones de epidemia», según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la escalada va en aumento. Hoy se celebra el Día Mundial de la Obesidad y un nuevo estudio de la oficina regional de la agencia de la ONU arroja cifras preocupantes.

Seis de cada diez adultos europeos y casi uno de cada tres niños viven con sobrepeso o son obesos. La OMS estima que esos padecimientos causan más de 1,2 millones de muertes al año; es decir, más del 13% de la mortalidad total en el continente.

La obesidad aumenta el riesgo de enfermedades no transmisibles, incluidos 13 tipos diferentes de cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2. De hecho, el exceso de peso podría ser determinante en al menos 200.000 nuevos casos de cáncer al año en Europa, una cifra que se incrementará en los próximos años.

Queda mucho trabajo por delante para revertir esta situación, especialmente tras la llegada del coronavirus, que ha agravado un problema ya de por sí alarmante. Los confinamientos redujeron la actividad física de los ciudadanos y alteraron –para peor- los patrones de consumo alimentario. Las consecuencias se apreciarán «en la salud en los próximos años» y revertir la situación supondrá «un gran esfuerzo».

Quienes padecían obesidad vieron interrumpidos o ralentizados los servicios médicos que precisaban. Además, el sobrepeso aumenta considerablemente las probabilidades de sufrir complicaciones y muerte por el coronavirus.

El problema es mucho más complejo de lo que pudiera parecer a priori. Afecta a todos los países y va más allá «de la mera combinación de una dieta poco saludable y la inactividad física». La «vulnerabilidad al peso corporal no saludable» en los primeros años de vida pueden ser determinantes.

La comercialización digital de alimentos poco saludables para los niños y la proliferación de juegos en línea sedentarios son, por ejemplo, factores de riesgo. «Para cambiar la tendencia en Europa, necesitaremos crear entornos más propicios, promover la inversión y la innovación en salud, y desarrollar sistemas de salud fuertes y resilientes», insta el director regional para Europa de la OMS, Hans Kluge.

Subvencionar alimentos

La agencia sanitaria de la ONU pide, incluso, combatirla incluso durante el embarazo y antes del nacimiento de un bebé. En 2025, unos 167 millones de personas tendrán peor salud por motivos de sobrepeso u obesidad por lo que urge implementar medidas.

Entre las recomendaciones, figuran intervenciones fiscales, como la subida de los impuestos a las bebidas azucaradas o los subsidios a los alimentos más saludables, como las frutas o las verduras, «de modo que todas las personas puedan acceder a una dieta saludable y permitírsela».

Además, se propone la restricción en la venta de alimentos «nocivos» para los menores, el fomento de la lactancia materna y la mejora del acceso a los servicios de control de la obesidad y sobrepeso en la atención primaria. A todas estas acciones, la agencia suma la creación de espacios seguros para pasear, ir en bicicleta o dedicados al ocio y la enseñanza de hábitos alimenticios saludables en las escuelas.

*Tomado de: https://www.elcomercio.es/sociedad/salud/nueva-epidemia-europea-preocupa-oms-20220504142359-nt.html

Compartir