Inicio Internet El San Diego Zoo y el Safari Park se preparan para la...

El San Diego Zoo y el Safari Park se preparan para la posible llegada de la gripe aviar

142
0
Compartir

Una multitud disfruta del habitat de los flamencos en el San Diego Zoo. Los responsables del zoo podrían poner una red sobre el recinto para proteger a las aves de la posible llegada de la gripe aviar.(Eduardo Contreras / The San Diego Union-Tribune)

Archivo:Los Angeles Times logo.svg - Wikipedia, la enciclopedia libre

El brote se ha extendido a más de 30 estados; dos zoológicos informaron de casos del virus altamente contagioso .

Mientras una gripe aviar altamente contagiosa se extiende por todo el país, los funcionarios del San Diego Zoo y del San Diego Zoo Safari Park están tomando medidas para tratar de evitar que se infecte alguna de las 3700 aves que tienen a su cargo.

La gripe aviar altamente patógena H5N1 se detectó por primera vez en aves silvestres a finales de diciembre y principios de enero en Carolina del Norte y Carolina del Sur. El primer brote en una parvada de pavos comerciales se descubrió a principios de febrero en Indiana.

Desde entonces, el virus se ha extendido por más de 30 estados —tan al oeste como Utah— y ha provocado la destrucción de más de 27 millones de pollos, pavos y otras aves.

El jueves, las autoridades federales confirmaron que dos zoológicos de Estados Unidos habían notificado casos del virus en sus colecciones. Un portavoz del Departamento de Agricultura de Estados Unidos se negó a dar detalles, incluyendo qué zoológicos estaban implicados. Una base de datos federal indica que el virus también se había encontrado en más de una docena de buitres negros salvajes muertos en el zoológico de Brevard, en Florida, desde febrero.

La gente disfruta del Aviario Owens en el San Diego Zoo el jueves 7 de abril de 2022 en San Diego, CA.

Incluso antes de los casos confirmados, la preocupación por el daño que el virus podría causar a las especies raras y en peligro de extinción hizo que los zoológicos de todo el país pusieran en marcha medidas de seguridad. El zoológico de Maryland trasladó el pasado mes de marzo las aves que consideraba “más propensas a entrar en contacto con las aves acuáticas migratorias” al interior, incluidos los pingüinos, que habían sido alojados en un habitat al aire libre. Los zoológicos de Houston, Milwaukee, Chicago y otras ciudades han tomado medidas similares.

“Con la transmisión extrema de la gripe aviar altamente patógena en todo Estados Unidos, tanto en las aves de corral como en la fauna salvaje, las instalaciones van a estar en plena respuesta para proteger a sus aves al menos durante los próximos dos meses, hasta que la transmisión disminuya”, dijo Rob Vernon, portavoz de la Asociación de Zoos y Acuarios, en un comunicado. “Especialmente con las aves en peligro crítico y amenazadas a nuestro cargo, los miembros (de la asociación) se comprometen a hacer todo lo posible para mitigar el riesgo para estas aves increíblemente importantes”.

Con sus elementos acuáticos y su abundante comida, los parques zoológicos son un refugio para lo que algunos denominan “aves gorronas”. Una de las primeras medidas que están tomando muchos parques es hacer que sus propiedades sean menos atractivas y accesibles para las aves silvestres.

En San Diego, se podrían vaciar los estanques y dejar las bandejas de comida solo durante cortos periodos de tiempo. Se podrían colocar redes sobre las exposiciones, como el habitat de los flamencos, situado cerca de la entrada de la atracción de Balboa Park, para mantener alejadas a las aves silvestres. Los coloridos pavos reales del zoo, que se pasean libremente por el recinto mostrando sus iridiscentes plumas de la cola, probablemente perderían sus permisos de circulación y serían trasladados al interior.

Este es uno de los varios pavos reales que recorren los terrenos del San Diego Zoo.

Las zonas que se consideran demasiado grandes para ser cubiertas con redes —como el extenso habitat del Safari Park que alberga grullas coronadas africanas junto con rinocerontes y jirafas— verían cómo las especies de aves se trasladan al interior de las exposiciones o al espacio de cuarentena.

Un equipo está estudiando cada ave para determinar las mejores opciones, dijo Hendrik Nollens, vicepresidente de salud de la fauna silvestre de la Alianza para la Vida Silvestre del San Diego Zoo. “Cada escenario, cada habitat, presenta sus propios retos en cuanto a lo que se puede implementar”, dijo Nollens.

Dijo que los dos parques tienen suficientes espacios de exposición y cuarentena para albergar a las aves en el interior sin hacer ninguna nueva construcción.

“Nadie sabe dónde o cuándo puede propagarse este virus a continuación”, dijo Nollens. “Para nosotros, nos estamos preparando como si fuera a ser aquí en San Diego, así que nos estamos preparando para tener desplegadas todas las medidas de protección”.

Las aves eliminan el virus a través de los excrementos y las secreciones nasales. Puede propagarse a través del equipo, la ropa, las botas y los vehículos que transportan suministros contaminados.

Los flamencos abarrotan su habitat en el San Diego Zoo.

Los organismos estatales y federales actúan con rapidez cuando las pruebas revelan infecciones. Cuando se encuentra el virus en una granja, los funcionarios suelen ordenar el sacrificio de parvadas enteras. Durante un brote de gripe aviar en 2015, se sacrificaron más de 49 millones de aves en Estados Unidos, lo que supuso una pérdida para las aves de corral comerciales y de traspatio estimada en 1000 millones de dólares, según el USDA.

“La eliminación rápida de las aves infectadas reduce la cantidad de virus en el medio ambiente y minimiza el riesgo de que la enfermedad se propague a otras aves y las mate”, dijo en un correo electrónico Michael Stepien, portavoz del Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

“Nadie sabe dónde o cuándo puede propagarse este virus a continuación. Para nosotros, nos estamos preparando como si fuera a ser aquí en San Diego, así que nos estamos preparando para tener todas las medidas de protección desplegadas.”

— Hendrik Nollens, vicepresidente de Salud de la Fauna Silvestre en la Alianza de la Fauna Silvestre del San Diego Zoo

Sin embargo, la agencia no ordena la eutanasia de las aves silvestres cautivas positivas a la IAAP ni de las colecciones de aves de los zoológicos. “Si un zoológico quisiera tratar a un ave infectada, el estado podría permitirle hacerlo con un aislamiento adecuado”, dijo la portavoz del USDA, Lyndsay Cole. Si las aves de corral domésticas de un zoo dan positivo —como las que se encuentran en una exhibición de granja con pollos— se les aplicaría la eutanasia a todas ellas, dijo.

Los responsables de la Alianza para la Vida Silvestre del San Diego Zoo afirman que sus parques cuentan desde hace tiempo con medidas de “bioseguridad”, como la realización de evaluaciones sanitarias y la puesta en cuarentena de los animales antes de presentarlos a otros animales del zoo, así como la desinfección rutinaria del equipo y los juguetes.

Si se detectara el virus en operaciones avícolas comerciales o en aves migratorias en el sur de California, los dos parques coordinarían su respuesta con los reguladores del condado, el estado y el gobierno federal. Además de enmallar los espacios exteriores y detener el acceso del público a las pajareras, es probable que se exija a los empleados que lleven máscaras N95 y batas de papel cuando entren en contacto con las aves, mientras que los bajos de los vehículos que hagan entregas se rociarán con un desinfectante.

La planificación del zoo sigue en gran medida la forma en que ha respondido a la amenaza de la Enfermedad de Newcastle Virulenta y la gripe aviar en los últimos años.

Los visitantes recorren el Aviario de Owens en el San Diego Zoo.

Los dos parques albergan varias aves en peligro de extinción, como el cóndor de California, el alimoche y los pingüinos africanos. Las medidas de protección cubrirían todas las aves —incluso las que no son raras— porque los parques no quieren perder ni un solo pájaro de sus colecciones.

“No podemos tener gripe aviar en ninguna de nuestras aves y ése es realmente el objetivo”, dijo Nollens. “No hay ningún favoritismo de que (esta raza) sea la mejor, o que sea la más amenazada. Nuestro objetivo es no dejar que este virus entre en nuestras parvadas”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades consideran que el riesgo de IAAP para el público es bajo. Hasta la fecha, no ha habido ningún caso de infección humana por la cepa H5N1 en Estados Unidos. Como precaución general, los CDC dicen que la gente debe evitar el contacto directo con aves silvestres y aves de corral que parezcan enfermas o hayan muerto.

The Associated Press contribuyó a este informe.

*Tomado de: https://www.latimes.com/espanol/california/articulo/2022-04-19/el-san-diego-zoo-y-el-safari-park-se-preparan-para-la-posible-llegada-de-la-gripe-aviar

Compartir