Inicio Ciencia Cannabis medicinal: un año después de aprobado su uso legal, sigue habiendo...

Cannabis medicinal: un año después de aprobado su uso legal, sigue habiendo mucha desinformación

164
0
Compartir

El cannabis tiene buenos resultados en el dolor crónico de algunas enfermedades como tipos de epilepsias, párkinson y enfermedades mentales como la esquizofrenia. Fotos: archivo Unimedios.

La ciudadanía todavía no tiene claro qué es el cannabis medicinal y cuáles son sus usos en la salud. Es importante saber y entender que el cannabis es un medicamento que, como los demás, tiene indicaciones, contraindicaciones y debe ser suministrado por especialistas.

Por eso el médico cirujano Juan Rafael López Sánchez, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), especialista en Medicina de Dolor y Cuidado Paliativo, afirma que “uno de los retos que afronta el país es combatir la desinformación que sigue habiendo en torno al uso del cannabis, ya que este se encuentra en tiendas naturistas, en el transporte público o en las ventas informales. Este es un medicamento cuyo uso y distribución se debe tomar con mucha seriedad, no de manera informal”.

Agrega que “nuestra responsabilidad como profesionales de la salud es informarnos y educarnos con respecto a los usos potenciales de los compuestos derivados del cannabis, de una manera libre de sesgos, para poder responder a las necesidades de los pacientes de forma efectiva, basada en la evidencia. Colombia sigue siendo el epicentro de esta nueva actividad agrofarmacéutica y tiene el gran potencial de convertirse en referente para la investigación del cannabis en el mundo”.

Durante su participación en el programa #SaludUNALcontigo, liderado por la Facultad de Medicina de la UNAL, el experto presentó los resultados de una investigación en la que se evidenció cómo el cannabis medicinal puede ser un adyuvante en la intervención terapéutica en el manejo del dolor crónico y comorbilidades asociadas en pacientes colombianos.

Mencionó que “se trata del estudio más grande que se ha hecho en el mundo, con más de 2.000 pacientes de muestra, en el que se constataron los beneficios del uso del cannabis medicinal para el manejo del dolor crónico”.

El estudio, publicado en la revista científica europea Frontiers in Pain Research, determinó que “esta es la primera investigación clínica de consumo de cannabis para el dolor crónico en una cohorte de colombianos pacientes”.

Sin embargo, el doctor López señala que “dada la alta incidencia del dolor en fenotipos descritos en nuestro estudio, los hallazgos son generalizables entre poblaciones de pacientes”.

“Esta opinión se apoya en el hecho de que nuestros resultados están bien alineados con los informados por estudios similares en poblaciones clínicas por grupos de investigación que trabajan en jurisdicciones con acceso al cannabis medicinal desde hace mucho tiempo, programas como los adelantados en Israel o Canadá”.

El doctor López explica además que “este no es un tratamiento de primera línea en el país y generalmente se utiliza en pacientes que han agotado muchos tratamientos. No suele utilizarse como monoterapia, sino que siempre es un tratamiento complementario. La evidencia más fuerte es para el dolor, pues ayuda a los pacientes a disminuirlo notablemente; aunque no cura ninguna enfermedad, sí beneficia mucho y estoy seguro de que es la próxima revolución de la medicina”.

Cabe mencionar que hace un año en Colombia es legal y permitido el uso de cannabis medicinal, según la Ley 1787 de 2016, reglamentada por los decretos 613 de 2017, 631 de 2018 y 811 de 2021.

Se estima que en 2020 la industria global del cannabis medicinal produjo 7,8 billones de dólares y se espera que este año alcance los 16,47 billones.

Beneficios en la salud

Según la exposición del doctor López, el cannabis tiene buenos resultados en el manejo del dolor crónico de algunas enfermedades, así como en náuseas y vómito, algunos tipos de epilepsias, párkinson y enfermedades mentales como esquizofrenia, trastorno de estrés postraumático, adicciones y trastornos de ansiedad.

También puede ayudar en algunos dolores complejos como los neuropáticos (daños en los nervios), reumáticos y osteomusculares, la artritis reumatoidea, el cáncer y la esclerosis múltiple.

También ha mostrado eficacia para el manejo de las náuseas y el vómito en tratamientos con quimioterapia, en los que resultan ser cuatro veces más efectivos que el placebo.

Otros usos están relacionados con el manejo terapéutico del dolor en pacientes con esclerosis múltiple y en dos tipos de epilepsia (los síndromes de Lennox-Gastaut y de Dravet), que en niños entre los 2 y 3 años generan convulsiones masivas a lo largo del día provocando un daño cerebral severo.

El doctor López destaca que “en Colombia la variedad que se utiliza es la Cannabis sativa, resistente a parásitos y patógenos. Sin embargo, es importante que este tipo de medicamentos sean formulados, como cualquier otro analgésico, por especialistas que puedan prevenir sus afectos adversos en la administración”.

“Este es un medicamento que interviene directamente en el sistema central y periférico y no interviene en el tallo del cerebro, es seguro en los humanos y no se podría hablar de una sobredosis por cannabis medicinal”.

Por último, el especialista detalla que “más allá de regular factores como el dolor, el centro de sueño, la ansiedad, el de estado de ánimo, la psicosis, la cognición o el aprendizaje, el cannabis tiene beneficios terapéuticos, pues no es un medicamento que sirve exclusivamente para una cosa, sino que tiene influencia en varios centros que regulan nuestro sistema nervioso y puede atacar varios frentes al tiempo”.

*Tomado de: http://agenciadenoticias.unal.edu.co/detalle/cannabis-medicinal-un-ano-despues-de-aprobado-su-uso-legal-sigue-habiendo-mucha-desinformacion

Compartir