Inicio Nacional La carne escasea en Guainía y Vichada: Los precios están por las...

La carne escasea en Guainía y Vichada: Los precios están por las nubes

114
0
Compartir

Foto/elmorichal.com

El Morichal

La carne de res y de cerdo son productos cada vez más escasos en los platos de comida de los habitantes de Vichada y Guainía. En el último año los precios se duplicaron y los costos del kilogramo oscilan entre los $18.000 y los $30.000. En Inírida, además del alto valor, por estos días es aún  más difícil de conseguir porque el matadero cerró por un mes.

Vichada 

En las carnicerías de la capital vichadense un kilo de carne de res oscila entre los $18.000 y los $20.000, mientras que la carne de cerdo (sin cuero) se consigue a $22.000 el kilogramo. El pollo está más económico, pues el kilo se encuentra sobre los $15.000.

Según algunos dueños de las famas, el incremento de los precios obedece a factores como la poca producción de reses en el municipio capital, los sobrecostos de fletes para traer el ganado en pie y el contrabando de productos cárnicos de la frontera colombo-venezolana. 

“Lo que pasa es que el ganado ha estado tan escaso acá en Puerto Carreño y ha tocado que ir a La Primavera (Vichada) y desde allá se generan más costo para la traída, por eso nos ha tocado vender la carne a $20.000, pero le garantizamos una carne buena para el consumo de la gente, no es de contrabando”, dijo Jonás Rincón. 

El alto costo de la carne ha desencadenado una seguidilla de sobrecostos en los alimentos tradicionales de los llaneros, sustentados principalmente a base de res y cerdo. 

Emilse Alvarado, una habitante de Puerto Carreño que trabaja en una empresa familiar relacionada con la producción de hallacas, empanadas y rellenas dijo a EL MORICHAL: “Nos ha tocado subir bastante el precio por el alto costo de las carnes, la gente se queja del costo, pero es que uno va a las carnicerías y pregunta qué está pasando, ¿Por qué todos los días le suben al precio? ¿Por qué tan caro?”.

Guainía 

Julián Torres Aponte, habitante de Inírida, dijo que “los costos de la carne están muy elevados, en 30.000 pesos el kilo de carne de res en cualquiera de las famas del municipio de Inírida, la carne de cerdo la consigue uno a 27.000 pesos el kilo y el pollo entero cuesta 30.000 pesos en los supermercados”.

Sin embargo, algunos dueños de las carnicerías indicaron que los precios del kilo de carne oscilan entre $26.000 la de res y $24.000 la de cerdo.

Según Carmen Chaparro, líder del gremio de ganaderos de Guainía, el precio de la carne se debe al costo actual del ganado en la región. “Nos toca traerlo de los departamentos de Vichada o Guaviare y eso incrementa los costos. Además, los insumos para sostenerlos están muy costosos”, dijo.

Para los guainianos, el efecto de la pandemia ha recrudecido la economía local y poder adquirir los productos de la canasta familiar les resulta cuesta arriba. “Estamos saliendo de una pandemia que nos ha afectado el bolsillo de la población, somos la población más vulnerable, menos favorecida y el gobierno ha elevado el costo de la canasta familiar, de la carne, del huevo y del pollo y de otros productos de primera necesidad”, destacó Torres.

Ligia Martínez, también habitante de Inírida, indicó que se sienten desasistidos por el gobierno y los entes competentes frente a la regulación de precios de los productos cárnicos y los artículos de primera necesidad que, según dice, cada día van en aumento.

“Desafortunadamente, no contamos con autoridades que regulen los precios, la canasta familiar está imposible, todas las semanas son más elevados los precios”, dijo Martínez.

“Solo están comprando carne los que tienen la capacidad de pago, pero las personas de extrema pobreza o familias vulnerables que no tenemos empleo se nos hace muy difícil acceder a esos productos”, manifestó Torres.

La carne no solo está cara, también escasea en la ‘Tierra de muchas aguas’. En la Planta de Beneficio Animal (PBA) de Inírida se sacrifican unas 18 reses diariamente, sin embargo en mutuo acuerdo con los ganaderos, la Gobernación de Guainía cerró la PBA desde el 22 de marzo hasta el 18 de abril para realizar “labores de adecuación y mantenimiento de pisos, cambio de puertas, portones en deterioro, limpieza de los sistemas de drenaje y perfeccionamiento de los programas establecidos para el correcto funcionamiento de los procesos estandarizados en la PBA-Inírida”, según explicó la entidad en un comunicado.

¿Quién controla los precios?

Frente al tema de la regularización de precios de los productos cárnicos, el alcalde de Puerto Carreño, Jair Beltrán, indicó que no es de su competencia establecer control de precios. De hacerlo, dijo, se estaría extralimitando en sus funciones como mandatario. 

“No es por quitarse uno la soga del cuello, como se dice, pero la responsabilidad de regular el precio de la carne, no es de la alcaldía, ni de regular ningún precio de cualquier producto”, dijo Beltrán, a la vez que aclaró que “el control de precios es responsabilidad de la Superintendencia de Industria y Comercio”.

El mandatario afirmó que la escasez ha incrementado el valor de los precios de la carne. “Hemos comprobado con la Federación de Ganaderos que Puerto Carreño es el municipio con menos producción de carne, por lo tanto, han tenido que desplazarse a otros municipios de Vichada, inclusive hasta el Casanare y Arauca en búsqueda de semovientes para poder traer hasta acá”.

Para el mandatario carreñense, el precio de la carne simplemente lo regula la oferta y la demanda. “Dependiendo de eso se establecen los precios, lo único que nosotros podemos hacer como Alcaldía es, intervenir cuando haya algún tipo de acaparamiento de carne que luego pretenden sacar a la venta a un precio mayor”, explicó Beltrán.

En Guainía, la Asamblea Departamental realizó el pasado 5 de abril un debate para abordar el tema del costo de la carne. Entre los entes citados e invitados estaba la Alcaldía de Inírida, pero no acudió al llamado. “Le queremos pedir a la alcaldía que asuma el control de precios, pesas y medidas, pero siento que esa oficina no presta un servicio hace mucho rato”, dijo el diputado Héctor Tejada, citante del debate.

Una solicitud

A propósito de la escasez de ganado para el sacrificio en Puerto Carreño, el gremio de ganaderos y comerciantes solicitaron al gobierno departamental apoyo para incrementar el pie de cría de ganado y así evitar que los precios se vuelvan a disparar de tal manera por falta de animales para el sacrificio. “El gobierno debería apoyar mucho al ganadero, aumentar la producción, que se aumente el pie de cría, para evitar la escasez de ganado”, dijo Rincón.

Por su parte, Chaparro invitó a la Alcaldía de Inírida a que se sume al trabajo de mejoramiento  de las instalaciones que están realizando la Gobernación y los ganaderos en la PBA. “Necesitamos que la Alcaldía nos ayude con el sistema eléctrico porque la Gobernación va a dar unas máquinas para mejorar la operación de la Planta, pero es necesario renovar el sistema eléctrico”, dijo.

*Tomado de: https://elmorichal.com/la-carne-escasea-en-guainia-y-vichada-los-precios-estan-por-las-nubes/

Compartir