Inicio Internacional El cambio climático favorece la expansión de la frontera agrícola rusa

El cambio climático favorece la expansión de la frontera agrícola rusa

113
0
Compartir

Rusia produce unas 60 millones de toneladas de trigo anuales y exporta 30 o más. AFP PHOTO / DANIL SEMYONOV

Revista Ñ - Clarín.com

La emergencia de Rusia como mayor productor y exportador de trigo del mundo es ante todo el resultado de la respuesta del presidente Vladimir Putin a las sanciones que impuso la Unión Europea (UE) a la Federación Rusa por la anexión de Crimea ocurrida en 2014.

Lo que decidió entonces el mandatario ruso fue impulsar en gran escala la producción doméstica de trigo, en especial en las grandes y fértiles planicies del Sur de Rusia –las denominadas “Tierras Negras” de la Costa del Mar Negro- en un ejercicio notable de sustitución de importaciones obligado por las sanciones europeas y norteamericanas.

El segundo elemento que logró transformar a Rusia en el principal exportador de trigo del mundo, fueron los efectos del “calentamiento de la atmósfera”, o “cambio climático”, que redujo drásticamente las gélidas temperaturas del invierno ruso.

Por eso los fríos rigurosos de Rusia disminuyeron en más de 1° centígrado en los últimos 30 años, lo que extendió la superficie apta para la agricultura en más de 140 millones de hectáreas.

De ahí las sucesivas cosechas récord de trigo, encabezadas por el denominado “trigo de invierno”, cuyos rendimientos son mucho más ricos que el de las variedades “primaverales”.

La consecuencia ha sido que Rusia logró producir más de 60 millones de toneladas de trigo por año a partir de 2015; y se ha convertido desde entonces en el primer exportador mundial de este cereal estratégico, con ventas externas de 30 millones de toneladas anuales, o más.

En ese camino, Rusia dejó atrás a Francia, como antes lo había hecho con EE.UU, afirmando año a año su liderazgo en el mercado mundial.

El núcleo de la producción triguera rusa se encuentra en la región central de las “Tierras Negras” y tiene su epicentro en el puerto de Odessa, de donde se despliega para el mundo.

Son las mejores tierras del planeta, junto con la “Pampa Húmeda” de la Argentina, situadas en el Norte de la Provincia de Buenos Aires y en el Sur de Córdoba y Santa Fe.

En este espacio privilegiado se desarrolló desde 1880 un extraordinario tejido social y productivo sobre todo en la zona de las Colonias de la provincia de Santa Fe maravillosamente estudiadas en la “Pampa Gringa” de Ezequiel Gallo.

El aumento de la temperatura invernal que experimenta Rusia en las últimas 3 / 4 décadas ha permitido sembrar trigo a 850 kms al Este de Moscú, en la Cuenca del Volga, en un sector ubicado en las cercanías del histórico Stalingrado, donde transcurrió la batalla que resolvió el destino de la segunda Guerra mundial.

Por su parte, Siberia tuvo en los últimos 15 años las temperaturas más elevadas de la historia con 3° grados centígrados por encima del promedio histórico de ese periodo.

Ahora, debido a las altas temperaturas, el riesgo mayor es la proliferación de incendios arrasadores, así como los deshielos repentinos de los Grandes Glaciares.

Siberia es ahora, junto con el Norte de California, la región del mundo que ofrece el mayor riesgo de incendios en las etapas de verano para las grandes compañías de seguros internacionales de Gran Bretaña, tradicionalmente ubicadas en la City de Londres.

La localidad de VerKhoyansk, ubicada sobre el círculo Ártico, que en la época de Stalin fue un importante “Gulag” de trabajos forzados, que sufrió el año pasado la temperatura más baja del sistema global (-67.8° centígrados), y al mismo tiempo la más elevada de toda Siberia en los meses de verano: +38° centígrados.

Esto implica que la nueva frontera agropecuaria se ha extendido también a Siberia y la Costa ártica, y ya no está limitada a las “Tierras Negras” de la Cuenca del Mar Negro.

La consecuencia de este fenómeno ha sido que la frontera agrícola rusa ha crecido más de 140 millones de hectáreas; y al mismo tiempo su producción agroalimentaria se ha multiplicado por 3 en los últimos 30 años. Rusia, además, tiene junto con Canadá más de la mitad de las nuevas fronteras agrícolas globales.

El cálculo de FAO/OCDE es que la extensión de la frontera agropecuaria ha incrementado en la mitad o más la producción agroalimentaria rusa que se aproxima a recuperar el primer papel en el mundo, que tuvo con la Argentina hasta 1914.

*Tomado de: https://www.clarin.com/rural/cambio-climatico-favorece-expansion-frontera-agricola-rusa_0_YotSgx833i.html#:~:text=El%20aumento%20de%20la%20temperatura,de%20la%20segunda%20Guerra%20mundial.

Compartir