Inicio Internet Este ingrediente común aumenta el riesgo de cáncer y pesar de ello...

Este ingrediente común aumenta el riesgo de cáncer y pesar de ello lo tomamos en cada comida

228
0
Compartir

Un plato de lentejas al estilo tradicional. Pixabay

Ya hay logo para El Español, el nuevo periódico de Pedro J. Ramírez —  Brandemia

Los riesgos alimentarios relacionados con la gastritis y el daño a la mucosa estomacal también conllevarían riesgo de carcinogénesis.

El cáncer estomacal o cáncer gástrico es el quinto tipo de tumor más común en el mundo, y el tercero en causa de mortalidad dentro de todo el espectro de cánceres conocidos. En España no está entre los más destacados, pero otros países como Japón o China sí destacan por su prevalencia. Solo en 2018 se diagnosticaron más de un millón de nuevos casos de cáncer gástrico, y 783.000 muertes se debieron a este tipo de cáncer. Casi el 70% de los mismos se produjeron en países en desarrollo.

Aunque existen diversos factores asociados al cáncer gástrico, como el consumo excesivo de café, las grasas dietéticas o la carne roja, se sabe que el alto consumo de sal también debería tenerse en cuenta. Por ello, recientemente se ha publicado en la revista Frontiers in Nutrition una revisión sistémica y un metanálisis de diversos estudios para clarificar la posible relación entre cáncer gástrico y sal. 

Estudios previos ya han sugerido que el actual aumento de sodio en la dieta tiene efectos perjudiciales para la salud, siendo la hipertensión arterial uno de los más conocidos. Reducir el consumo de sal también mejoraría otros factores como el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o una enfermedad coronaria, motivo por el cual la OMS sigue recomendando no exceder los 2 gramos de sodio por día en la dieta.

Respecto al cáncer gástrico, los autores del presente estudio recuerdan que el consumo excesivo de sal se ha relacionado tanto con gastritis como con la atrofia de la mucosa estomacal. Además, también podría tener cierta relación con la carcinogénesis posterior, potenciando la disfunción de las células gastrointestinales.

Así pues, la actual revisión sistémica ha buscado analizar varios estudios para clarificar la verdadera asociación entre ingesta de sal dietética y cáncer gástrico. Para ello, se realizó una búsqueda sistémica en diversas bases de datos, incluyendo PubMed, EmBase y Cochrane Library.

Se acabaron seleccionando 26 estudios que incluían datos de 4.956.350 personas, con periodos de estudio de entre 4 y 24 años de seguimiento. De todas ellas, se informaron 19.301 casos de cáncer gástrico y 2.871 casos de mortalidad a raíz de este tipo de cáncer.

Según los hallazgos de esta revisión, un consumo alto y moderado de sal aumentaría el riesgo de sufrir cáncer gástrico. Por otro lado, el consumo elevado de alimentos encurtidos o en escabeche  se asociaría con un aumento de riesgo de sufrir cáncer gástrico, pero un consumo moderado no.

De forma similar, el consumo elevado de carne procesada  se asociaría con un aumento del riesgo de cáncer gástrico, pero un consumo moderado no. Por el contrario, la ingesta de pescado salado y sopa de miso tampoco se asociaban con el cáncer gástrico, independientemente de si la ingesta de estos últimos alimentos era moderada o alta.

Como bien recuerdan los investigadores, ya existen revisiones previas donde se ha relacionado el consumo de sal con el aumento del riesgo de cáncer gástrico, y algunas de estas revisiones hacen hincapié en el caso de la población japonesa, la cual tiende a consumir una gran cantidad de alimentos ricos en sal.

Respecto a los posibles mecanismos que relacionan sal y cáncer gástrico, los investigadores sugieren tres posibles opciones:

1. La sal dietética se asociaría con N-metil-N-nitro-N-nitrosoguanidina, una sustancia que puede inducir efectos carcinógenos en el estómago.

2. La barrera mucosa estomacal puede ser destruida por altas concentraciones de sal, lo que causaría inflamación y daño, y posteriormente erosión difusa y degeneración de la mucosa, potenciando los efectos carcinógenos de los alimentos.

3. Los daños en las mucosas podrían aumentar la colonización por la bacteria H. pylori, lo que provocaría gastritis crónica, una condición asociada a un aumento del riesgo de cáncer gástrico.

Por otro lado, los autores del estudio señalan que las diferencias entre el riesgo de cáncer según «consumo alto» o «consumo moderado» en determinados alimentos podría ser un sesgo. Algunos estudios, explican, han sido de corta duración, los cuestionarios de algunos estudios eran muy diferentes entre ellos, y algunos ajustes estadísticos podrían inducir a error.

Como conclusión, los autores del estudio indican que la ingesta de sal en exceso en la dieta tiene efectos perjudiciales en cuanto a riesgo de cáncer gástrico y mortalidad por el mismo. Además, determinados alimentos como la carne procesada o los alimentos en escabeche, consumidos en altas cantidades, también deben tenerse en cuenta en este caso.

*Tomado de: https://www.elespanol.com/ciencia/nutricion/20220128/ingrediente-comun-aumenta-riesgo-cancer-tomamos-cada-comida/645185607_0.html

Compartir