Inicio Nutrición Ley de la comida chatarra: Colombia implementa el etiquetado frontal de advertencia

Ley de la comida chatarra: Colombia implementa el etiquetado frontal de advertencia

152
0
Compartir
80329060. Bruselas, 29 Mar 2018 (Notimex-Márcia Bizzotto).- Único país de Europa occidental en el listado de diez países con peores hábitos alimentarios en el mundo, Bélgica lucha contra la comida chatarra, pero tiene a las papas fritas como patrimonio nacional. NOTIMEX/FOTO/MÁRCIA BIZZOTTO/COR/LIF/GASTRO16 (Photo by MÁRCIA BIZZOTTO / NOTIMEX / Notimex via AFP)

Un producto requiere etiquetado siempre que los nutrientes críticos que contenga –como azúcar, sodio, grasas trans o edulcorantes– se encuentren por encima de los valores máximos establecidos por el MinSalud. Crédito: MÁRCIA BIZZOTTO / NOTIMEX / Notimex via AFP

Facultad de Ciencias Agrarias | Sede Bogotá | Universidad Nacional de  Colombia

El 30 de julio de 2021 el presidente de la República, Iván Duque Márquez, sancionó la Ley 2120, “por medio de la cual se adoptan medidas para fomentar entornos alimentarios saludables y prevenir enfermedades no transmisibles y se adoptan otras disposiciones”.

Conocida popularmente como “ley de comida chatarra”, esta normativa implanta en Colombia el etiquetado frontal de advertencia para productos comestibles y bebibles ultraprocesados, poniendo así al país a tono con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) frente a la lucha contra la obesidad.

La “comida chatarra” es la forma como popularmente se conoce o se denomina a los comestibles o bebidas que en su mayoría contienen poco o nada del alimento natural, son altos en calorías y de bajo nivel nutricional. Usualmente tienen mucha grasa, son azucarados o salados y bajos en fibra, proteínas o nutrientes (como papas fritas de paquete, cereales endulzados para el desayuno y bebidas gaseosas, entre otros).


La nueva Ley tiene como objetivo adoptar medidas que promueven entornos alimentarios saludables, garantizando el acceso a información clara, veraz, oportuna, visible, idónea y suficiente sobre los productos comestibles y bebibles ultraprocesados que se ofrecen en el país, especialmente para niños y adolescentes, con el objetivo de prevenir la aparición de algunas enfermedades que pueden afectar a esta población.


El principal cambio que introduce la ley es que los productores e importadores de estos productos les deben poner en el frente de los empaques o envases unos sellos de advertencia que le indiquen de manera clara y veraz al consumidor si estos contienen exceso de sodio, azúcar, grasas saturadas o grasas trans, o si contienen edulcorantes. Dichos sellos deben ser reglamentados por el Ministerio de Salud y Protección Social, según la mejor “evidencia científica sin conflicto de intereses” disponible, lo que debe llevar a que se implementen sellos octogonales como los que ya se utilizan en Chile, Perú y México. Como entidad del Gobierno, el Ministerio tiene un plazo máximo de un año contado a partir de la promulgación de la Ley para reglamentar las disposiciones sobre etiquetado frontal de advertencia.

¿Qué quiere decir que la evidencia científica debe ser sin conflicto de intereses y por qué es tan importante?


Quiere decir que la evidencia científica debe ser el resultado de investigaciones o estudios rigurosos, serios y motivados por el objetivo de contribuir a tomar las mejores decisiones que beneficien la salud pública y que no hayan tenido influencia de los intereses, la financiación o las presiones de particulares o de alguna empresa que produzca, importe, venda o distribuya comestibles ultraprocesados, y que por lo tanto busque beneficiarse directa o indirectamente de los resultados del estudio.


¿Cómo se sabe si un producto requiere el etiquetado?


Un producto requiere etiquetado siempre que los nutrientes críticos que contenga –como azúcar, sodio, grasas trans o edulcorantes– se encuentren por encima de los valores máximos establecidos por el MinSalud –según la mayor evidencia científica disponible libre de conflicto de interés–, la OMS y la OPS.
 

¿Qué productos no deben llevar sellos de advertencia?


De ninguna manera tendrán sellos de advertencia los alimentos reales como las frutas y verduras en todas sus variedades, las bebidas típicas o artesanales como el masato, la chicha, el guarapo, los jugos de frutas naturales, las recetas de nuestra gastronomía tradicional como el ajiaco, el sancocho, la bandeja paisa, la sopa de mute, el cuy asado, el patacón, la arepa de huevo, la panela, las arepas, los envueltos de maíz, los quesos o la leche fresca.

El principal cambio que introduce la ley es que los productores e importadores de estos productos les deben poner en el frente de los empaques o envases unos sellos de advertencia que le indiquen de manera clara y veraz al consumidor. Crédito: Unimedios
El principal cambio que introduce la ley es que los productores e importadores de estos productos les deben poner en el frente de los empaques o envases unos sellos de advertencia que le indiquen de manera clara y veraz al consumidor. Crédito: Unimedios

¿Qué más dice la ley?


La ley de comida chatarra también ordena que la Comisión de Regulación de Comunicaciones autorice espacios institucionales en todos los canales de televisión abierta y en la Radio Televisión Nacional de Colombia (RTVC), en horario prime, para difundir los contenidos realizados por el Ministerio y destinados a promover hábitos de vida saludable y valor nutricional, y ordena que tanto el Ministerio de Salud como el de Trabajo –en articulación con las entidades promotoras de salud, las cajas de compensación familiar, las administradoras de riesgos laborales y demás actores responsables– implementen entornos laborales saludables –tanto públicos como privados– a efectos de lograr un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores, además de la sustentabilidad del ambiente de trabajo.

En las cafeterías de las entidades públicas o de las empresas deben ofrecer alimentos saludables como frutas.


Aunque desde 2009 en Colombia contamos con la Ley 1355 que reconoció la obesidad como una enfermedad crónica de interés público y que se constituyó en su momento en un gran avance para el país, aún necesitamos un mayor compromiso del Estado y de la sociedad para enfrentar los problemas de salud y alimentación de la población, pues en el país no se ha logrado disminuir los índices de sobrepeso y obesidad y, por el contrario, vienen en aumento año tras año. 

Según la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN) (ICBF et. al., 2015), entre 2010 y 2015 el exceso de peso en personas adultas pasó del 51,2 % al 56,4 %, y en niños entre 5 y 12 años del 18,8 % al 24,4 %, es decir un aumento de 5,6 %, lo que muestra que estamos ante un incremento constante y significativo en las tasas de sobrepeso y obesidad. Estas son condiciones que favorecen la aparición de enfermedades más graves como la diabetes, la hipertensión y algunos tipos de cáncer. Por eso es necesario reforzar las medidas de política pública en prevención, y precisamente ese es el espíritu de la Ley 2120 de 2021.

*Tomado de: http://unperiodico.unal.edu.co/pages/detail/ley-de-la-comida-chatarra-colombia-implementa-el-etiquetado-frontal-de-advertencia/

Compartir