Inicio Nacional El duro trabajo de los médicos veterinarios en momentos de emergencias ambientales.

El duro trabajo de los médicos veterinarios en momentos de emergencias ambientales.

224
0
Compartir

Sheilla Chow Neira, médica veterinaria y zootecnista en la Universidad San Martín. Foto: Particular

Por: GABRIEL GARCÍA * – ESPECIAL PARA EL TIEMPO 

Noticias Principales de Colombia y el Mundo - Noticias - ELTIEMPO.COM

Si hay algo que nos ha enseñado el 2020, y las más recientes emergencias ambientales en Colombia y en el mundo, es la importancia del personal asistencial. Bomberos, médicos, enfermeros, Defensa Civil, entre otros, han desempeñado una labor fundamental en la atención humanitaria de la pandemia, catástrofes naturales y otros escenarios.

Es momento de reconocer a unos héroes que, aunque muchas veces son olvidados, durante los últimos acontecimientos han trabajado magistralmente para poner a salvo y brindar asistencia a los animales: los médicos veterinarios.

Con conocimiento raizal

El departamento insular de Colombia está a unos 720 kilómetros del noroeste de la costa colombiana y, según el censo del año 2018, cuenta con una población de 61.280 habitantes, en un territorio de aproximadamente 350.000 kilómetros cuadrados.

Conocer el número de animales, de compañía y domésticos, que tiene la isla es un poco más difícil: en la actualidad este departamento no cuenta con un censo de animales, pero si se hace un cálculo, si cada grupo de cuatro personas tuviera un animal, el archipiélago tendría cerca de 15.320 animales de compañía en total, esto sin mencionar los bovinos, porcinos y aves, de los que se obtiene un sustento alimentario, y con los cuales el número aumentaría considerablemente.

El departamento insular de Colombia está a unos 720 kilómetros del noroeste de la costa colombiana y, según el censo del año 2018, cuenta con una población de 61.280 habitantes, en un territorio de aproximadamente 350.000 kilómetros cuadrados.

Conocer el número de animales, de compañía y domésticos, que tiene la isla es un poco más difícil: en la actualidad este departamento no cuenta con un censo de animales, pero si se hace un cálculo, si cada grupo de cuatro personas tuviera un animal, el archipiélago tendría cerca de 15.320 animales de compañía en total, esto sin mencionar los bovinos, porcinos y aves, de los que se obtiene un sustento alimentario, y con los cuales el número aumentaría considerablemente.

Providencia

Los animales domésticos se vieron afectados por el paso del huracán Iota, por eso se esperan más ayudas para estabilizarlos y lograr su total bienestar.Foto: Particular Una oportunidad profesional

Eso fue lo que motivó a Johanna Sanabria, médica veterinaria de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales, a moverse al archipiélago desde Bogotá hace un año.

“En la isla existen pocas clínicas veterinarias y por eso el volumen de animales que necesitan ayuda es alto y la cantidad de casos clínicos también lo es”. Nunca se imaginó que le tocaría vivir esta experiencia y hacer parte del equipo de ayuda y rescate de animales en San Andrés.

El paso de Eta fue de muchas lluvias, pero no de tanta complejidad; sin embargo, el paso de Iota sí fue impresionante: escuchar el viento, ver la vegetación moverse, no tener suministro de luz y agua y al recorrer la isla ver los árboles arrancados de la tierra, cableado en el piso y ver parte de la infraestructura afectada fue dramático”, comenta Sanabria.

Después de eso se incrementó la presentación de animales afectados por enfermedades respiratorias y con problemas de comportamiento debido a estrés postraumático: muchos perdieron sus hogares físicos y sus familias, y además vivieron el paso del huracán sin entender lo que sucedía.

Johanna Sanabria menciona que a su consulta privada “han llegado perros que muestran nerviosismo, falta de apetito, cambios comportamentales, ansiedad, entre otros signos, y que ha sido necesario consultar con médicos veterinarios especialistas en etología con el fin de dar adecuado tratamiento”.

Puntualmente menciona el caso de Gus, un yorkshire terrier de 2 años de edad, que en la actualidad presenta nerviosismo, inquietud e insomnio con las lluvias que se han venido presentando cada tanto y que está recibiendo tratamiento.

Finalmente, la doctora Sanabria hace un llamado a “ver a San Andrés más allá de la parte turística y observar la parte social. Es importante que las autoridades locales hagan un trabajo juicioso y dedicado en programas de atención, esterilización, educación y tenencia responsable de animales para mejorar su calidad de vida.
Veterinarios en emergencias

Para coordinar los esfuerzos de forma centralizada y lograr vincular a las autoridades, las fundaciones y la academia que forma profesionales en el campo de los animales, se está conformando un grupo especial de atención de emergencias que cuente con profesionales médicos veterinarios y de otras áreas que puedan ayudar al rescate de los animales afectados por las emergencias en el país. Esa es la meta del gremio médico veterinario del país.

* Médico veterinario.

*Tomado de: https://www.eltiempo.com/vida/mascotas/la-meta-es-resguardar-a-los-animales-y-mejorar-sus-condiciones-553568

Compartir