Inicio Piscícola A la deriva venta de pescado en Neiva

A la deriva venta de pescado en Neiva

322
0
Compartir

El panorama de los pescadores y vendedores de pescado aun no mejora debido a  la emergencia sanitaria que se vive por el covid-19. Foto/diariodelhuila.com

Diario del Huila

En el popular sector del Malecón, exactamente donde está ubicado el monumento ‘El Pescador’, a un costado, los pescadores se ubican en sus lanchas, al igual que los revendedores con una gran variedad de pescado como: bocachico, mojarra, bagre, nicuro, pataló, cuchas y el llamado peje.

Aunque este sector ha laborado durante todos estos meses de pandemia, indican que les ha tocado también hacer domicilios, porque la situación sigue siendo preocupante debido a que las ventas han bajado casi un 80%.

“Gracias a Dios, al inicio de la pandemia el presidente de la Republica, Iván Duque dijo que el sector de la comida si podía trabajar, entonces nosotros todos estos meses hemos estado vendiendo el pescadito, sin embargo, ha sido muy difícil. Cuando todos estaban encerrados, nos tocó cambiar nuestro método de ventas, hicimos domicilio y publicábamos en las redes sociales, porque la gente se cohibía de venir hasta acá”, indicó Fernando Gómez, Representante de la Asociación de Pescadores Artesanales del Huila.

Bocachico, mojarra, bagre, pataló, cuchas y peje, se pueden encontrar a la venta en la Avenida Circunvalar.

Como lo manifestó el pescador, el precio del pescado nunca aumentó durante estos meses, siempre lo han sostenido, aunque las ventas estén bajas, las ventas no superaban el 20%, situación que preocupó bastante a este gremio que vive a diario de las ventas del pescado.

“El pescado que más se vende acá, que saca la cara por todos es el bocachico, es el número uno por encima de todos los pescados, aunque aquí vendemos lo que es el capaz, la mojarra, la cucha, la sardinata, pero el que siempre nos salva es el bocachico y la cucha también, es un pescado que son de mucha movilidad”, sostuvo el líder de los pescadores.

Escasas ayudas

Si bien, al inicio de la pandemia recibieron mercados por parte del Gobierno Local, lo cual están inmensamente agradecidos, sin embargo, no han sido más las ayudas que los entes gubernamentales les han podido brindar. Por ende, solicitan que les colaboren con la facilidad de algunos préstamos.

“He escuchado que se han reactivado microempresas y nosotros acá, aparte de que pescamos también comercializamos el pescado, pues lo compramos para revenderlo; entonces le pedimos a la alcaldía de Neiva que nos ayuden con algunos prestamos pero sin tanto requisito y que sean favorables para poder trabajar porque si vamos a trabajar vendiendo pues necesitamos plata para poder comprar y comercializarlos”.

En el monumento El pescador están ubicados los pescadores y vendedores de pescado.

El pescado levanta las defensas

Por otro lado, Gómez, quien desde que tiene 15 años es pescador artesanal, manifestó que por esta labor ha podido llevar dinero y alimentos a su hogar.

Según el pescador la pesca artesanal solo lo deben hacer los expertos en el tema, porque requiere de esfuerzo y sacrificio. “Es un arte que lo hace trasnochar, aguantar hambre y frío, además debe saber cómo coger y desenredar la atarraya, y, sobre todo, saber vender”.

Frente al anterior panorama de los pescadores neivanos, el director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca sostiene que “toda la cadena productiva derivada de la actividad está en las excepciones señaladas por el Gobierno para que pueden ejercer su actividad, por lo tanto, pescadores artesanales que lo deseen, pescadores industriales, plantas de tratamiento, sistemas de proceso, logística de transporte y comercialización, están activados”.

Gómez invita, aprovechando la pandemia, a “comer pescadito porque el virus ataca a los más débiles. También vendemos la gelatina de escama de bocachico, eso es puro colágeno y calcio, y vendemos el aceite de raya, que es bueno para los bronquios”, finaliza.

Gómez, quien desde que tiene 15 años es pescador artesanal, manifestó que por esta labor ha podido llevar dinero y alimentos a su hogar.

Prohibiciones

La Autoridad Pesquera recomienda además el cumplimiento a las tallas mínimas de captura, a la resolución 1710 de 2017, la cual prohíbe de manera precautoria, por tiempo indefinido, la captura y comercialización en el territorio nacional de la especie comúnmente conocida como mota, mapurito, simi, capaceta, o comegente; se cuente con los permisos establecidos para la venta y se garantice las buenas condiciones organolépticas para el consumo.

“Para las faenas de pesca es importante limpiar y desinfectar diariamente las embarcaciones, lanchas o botes antes de zarpar, no embarcar adultos mayores o personas que estén dentro de los grupos de riesgo determinados por el Ministerio de Salud, usar tapabocas, guantes, chaleco salvavidas y mantener distancia entre los tripulantes, en caso de sospecha de un contagio la embarcación deberá regresar al puerto de forma inmediata”, dijo el Director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, Nicolás Del Castillo

Para los compradores, es necesario adquirir el producto pesquero en lugares autorizados, evitar las aglomeraciones en los puntos de venta e identificar el pescado en condiciones óptimas para el consumo.

Mayor producción

Dentro de las regiones colombianas con mayor producción de pesquería está en el Pacífico con alrededor de 53 mil toneladas, seguida por la cuenca del Caribe, aparte, en lo referente a aguas dulces, la cuenca con mayor productividad es la del Magdalena con de 30 mil toneladas. Asimismo, las zonas que se destacan por proveer de pescado de cultivo está el departamento del Huila con un 47% de la producción de tilapia y bocachico y el Meta, región destacada por la cría de bagre, bocachico, cachama y mojarra, entre otros.

*Tomado de: https://www.diariodelhuila.com/a-la-deriva-venta-de-pescado-en-neiva

Compartir