Inicio Agro Preocupación en el sector agropecuario del Ariari

Preocupación en el sector agropecuario del Ariari

63
0
Compartir

Foto/llano7dias

Agricultores del Meta esperan soluciones ante la difícil situación que se presenta actualmente con la pérdida de cultivos, la reducción en el precio de diferentes productos y el endeudamiento que viven desde hace varios años.

La emergencia sanitaria por el COVID-19 y las afectaciones por el invierno son algunas de las causas de la situación que se vive actualmente en el
sector agropecuario del Meta, especialmente en la región del Ariari, donde
cultivos se han perdido y la reducción en el precio de algunos productos
requieren de atención especial por parte del gobierno.

En diálogo con Llano7días, Steven Navarro de Agameta, confirmó que para los primeros días de reactivación todo ha venido recuperándose poco a poco y que, aunque los productores sí han trabajado durante el aislamiento, sí se ven limitados o restringidos a veces por las determinaciones o medidas que se implementan en los diferentes municipios, como por ejemplo en Granada, donde están a la espera de nuevas medidas por cuenta de los
casos positivos.

Navarró aseguró que una de las mayores preocupaciones radica en que
la venta de Guayaba “está por el piso”, esto se debe a que no hay quién recoja el producto, lo que genera que haya una sobre producción de esta fruta.

Adicionalmente, dijo que la yuca tuvo una caída de 5 mil pesos, situación que a los productores afecta en cuanto a las ganancias que cada cultivo y su comercialización producen para estos. Sin embargo, están a la espera de cómo se va a mover la economía en Corabastos, dado que todos los productos salen directamente hacia Bogotá para ser comercializados allí.

Por otra parte, muchos cultivos de diferentes productos en la zona del
Ariari se han perdido por cuenta de las inundaciones en los diferentes afluentes, que han generado pérdidas económicas y retrasos en la
producción, distribución y comercialización de los mismos.

Sin embargo, los productores agropecuarios llaneros tienen un problema más grande qué enfrentar y es la falta de liquidez, el endeudamiento que enfrentan, ya que – como dice Navarro – están a portas del remate, situación que lleva varios años y no ha tenido soluciones efectivas ni concretas.

Para solucionar este tema es necesaria la intervención del gobierno
nacional, pero sobre esto Steven dijo: “En este momento no nos han ayudado con nada, siempre dicen que nos van a sacar una ley y que se iba a articular el programa para las personas que están a portas del remate pero no ha salido nada”.

Asegurando que tal vez sea más factible encontrar apoyo y ayuda por parte
del gobierno departamental, el representante de los productores aseguró
que van a buscar una cita con el gobernador, Juan Guillermo Zuluaga, para
apostarle a estrategias que les pueda beneficiar por lo menos a los agricultores que están al borde del remate, con el fin de que tal vez se les pueda comprar la cartera y les puedan financiar esto en un plazo cercano a los 10 años, dejando a las mismas fincas como garantes.

El doctor Juan Guillermo, vamos a buscar una cita con él para ver si nos puede ayudar con el tema al menos de los agricultores que están a puertas del remate en el departamento del Meta, a ver si nos puede ayudar con una especie de zona regional para que compre la cartera de los agricultores y nos dé un plazo prudencial de unos diez años, y que nuestras fincas queden garantes del prestamos que nos permita volver otra vez a la actividad. Creo que con él podríamos lograr que nos ayudará en ese tema Agameta.

El plan o la propuesta que los agricultores le tienen al gobernador si decide aceptar la cita para esta semana, como lo desean estos, fue descrito así:
“Proponemos que sean diez años y que nos den unos años muertos, pero
las garantías son las fincas, y miramos un plan de reactivación. Podríamos
decir, vamos a sacar tal producto y con ese cultivo se pagaría la deuda vieja
y parte de la nueva que estamos adquiriendo, entonces la idea es esa y que
ellos nos garanticen eso. Como uno deja la finca hipotecada al programa que la Gobernación nos mande, y fuera de eso decirles: bueno, vamos a sacar cinco hectáreas, se les entrega esas cinco hectáreas de plátano a la
Gobernación. Tenemos el apoyo de ellos, ellos nos dicen a quién entregarles
el producto y vamos descontando las platas así. Podríamos de una forma
articulada lograr la reactivación, esperando que la gobernación nos pueda
ayudar en ese tema”, dijo el representante de Agameta.

*Tomado de: http://Llano 7 días septiembre 15 de 2020

Compartir