Inicio Ambiental Inició riguroso control a las actividades de minería en el río Guayuriba

Inició riguroso control a las actividades de minería en el río Guayuriba

72
0
Compartir

Foto/Cormacarena

Cormacarena realizará visitas técnicas mensuales y una revisión de las delimitaciones físicas y geográficas de las áreas de trabajo, los títulos mineros y las rondas del río. El próximo 21 de septiembre se realizará el segundo comité.

Apoyar con maquinaria amarilla las obras de mitigación y protección en puntos críticos a lo largo del río Guayuriba, son algunas de las responsabilidades y compromisos adquiridos por los títulos mineros, la Gobernación del Meta, y las alcaldías de Villavicencio y Acacías durante el primer comité de seguimiento a las actividades de minería que lidera Cormacarena.

Frente al tema Richard Salgado, habitante del sector de la Cuncia baja, se mostró complacido con este espacio histórico, que les permite entablar contacto directo con los representantes de los títulos mineros y las instituciones del Estado, para continuar efectuando una minería responsable con el medio ambiente.

“Por muchos años habíamos estado luchando y no habíamos encontrado respuesta, en este momento sentimos apoyo total (…) me atrevo a decir que ya hay una nueva era de Cormacarena, en este momento sentimos el respaldo, vamos a ver cómo continúan las cosas, se organizaron unas mesas de trabajo, para dar solución tanto a los problemas del río como a los problemas de explotación minera”, añadió Salgado.

Johana Yunda edil del corregimiento uno de Villavicencio, destacó que desde un principio ha existido la voluntad para hacer esta mesa de trabajo de las alcaldías de los dos municipios involucrados y de las demás entidades, con el fin de trabajar articuladamente en prevenir futuras inundaciones en las dos márgenes del río.

Por su parte, Andrés Felipe García Céspedes, director de Cormacarena, señaló que esta actividad busca que todos aporten en la solución y donde la Corporación, cumplirá su papel de autoridad ambiental, pero no solo con acciones sancionatorias sino a través de espacios de diálogo y concertación.

“Si nos toca actuar, lo hacemos sin que nos tiemble la mano, que lo que encontramos mal, lo anotamos y actuamos (…) ejercer el control de títulos mineros, ahora sí, se nos va a volver nuestra obsesión, pero bien hecha”, concluyó el director.

*Tomado de: prensa@cormacarena.gov.co>

Compartir