Inicio Gremios Cultivadores de cereales no aumentarían áreas este año

Cultivadores de cereales no aumentarían áreas este año

100
0
Compartir

Foto/portafolio.co

Noticias de Economía y Negocios en Colombia y el Mundo | Portafolio.co

La producción nacional de granos del segundo semestre se estabilizará en niveles similares a los de la primera mitad de este año.

Así lo señala la Federación Nacional de Cerealistas (Fenalce), al hacer un análisis del sector, y advertir que la pandemia también ha afectado las decisiones de los agricultores.
En efecto, la expectativa por una mayor área sembrada en Colombia de los cultivos de ciclo corto es muy baja, tanto que podrán ser iguales, e incluso inferiores a las del segundo semestre del 2019.

Los productores de granos afirman que la pandemia por el coronavirus ha generado incertidumbre debido a que no se sabe cuánto tiempo durará la emergencia.

Según un estudio de prospectiva presentado por Fenalce en un reciente seminario virtual, en el caso del maíz y la soya, estos cultivos se enfrentan a una alta volatilidad de precios internacionales, por lo que no hay certeza sobre los ingresos de los productores.

Esta situación afecta las decisiones de siembra y los precios de compra de la cosecha nacional, pues si a la agroindustria no encuentra un precio competitivo frente al importado, prefiere traer los embarques del exterior antes que comprar a los cultivadores locales.

El gerente de Fenalce, Henry Vanegas, asegura que hay otros factores en la economía agrícola mundial que afectan las decisiones de siembra de maíz y soya en Colombia.

El reporte tuvo en cuenta el precio del petróleo, las compras por parte de China y el estado de las cosechas en otros grandes productores como Brasil y Argentina y la política de retenciones de este último país suramericano.

Particularmente, en los Estados Unidos, se destacan otros factores como la política de subsidios a los cultivadores, los mayores inventarios (que llevan a una mayor oferta para exportación), la merma de uso del maíz para etanol, así como sus tensiones comerciales con China.

En cuanto al precio del maíz, el reporte de Fenalce señala que en lo corrido del presente año ha llegado a niveles bajos de alrededor de US$122, fluctuando acorde con las preocupaciones comerciales, derivadas del brote de coronavirus, el precio del petróleo y los acuerdos comerciales con China.

Para el caso colombiano la subida del dólar amortiguó las mayores importaciones ante la caída de la cotización del cereal, pues con dólar caro se restringen las compras externas.
Para este año, en el marco del TLC con los Estados Unidos, se prevén importaciones de maíz blanco por 201.673 toneladas, mientras que las de maíz amarillo serán de 3.102 millones de toneladas.

Por su parte, la cosecha colombiana del primer trimestre se recolectará en julio (8%), agosto (25%) y septiembre (67%). Al cierre de junio no se tiene una cifra definitiva de las áreas sembradas. Además, al corte del abril se habían plantado casi 75.000 hectáreas de maíz (amarillo tradicional y tecnificado).

Durante el 2019, en Colombia se sembraron 396.000 hectáreas de maíz, de las que se cosecharon 1,6 millones de toneladas, con un rendimiento promedio de 4 toneladas por hectárea.

Para el caso de la soya, la situación es muy similar a la descrita anteriormente para el maíz, los precios llegaron a un pico de US$346 por tonelada para finales del año pasado, previo a un comportamiento errático de este año.

Durante el 2019 se plantaron en Colombia 37.000 hectáreas de soya y se recogieron 107.000 toneladas, para un rendimiento promedio de 2,91 toneladas por hectárea.
Para este año se esperan cifras similares. Los cultivos que se concentrarán en las áreas agrícolas de los departamentos de Valle del Cauca (11%) y Meta (Altillanura, 94% y Piedemonte, 1,5%).

Los otros cereales, como arveja, avena, cebada, fríjol, haba y trigo, no reportarán mayores incrementos en áreas sembradas, y quizás podrían presentarse algunas mermas no muy significativas.

En las estadísticas del gremio cerealero se reportó que, durante el año pasado se sembraron 30.000 hectáreas plantadas con arveja, 1.650 con avena, 3.420 con cebada, 92.412 con fríjol, 30 con haba y un total de 3.523 hectáreas sembradas con trigo.

ARRANCÓ EL PLAN DE COBERTURAS

El Ministerio de Agricultura apropió $5.000 millones para financiar el programa de coberturas de precios y tasa de cambio para los productores colombianos de maíz blanco y amarillo tecnificado. El plan de incentivos rige hasta el 18 de diciembre o hasta cuando se agoten los recursos.

El objetivo es otorgar a los productores del cereal un incentivo para la toma de opciones put americanas para maíz amarillo, en la Bolsa de Chicago Mercantil Exchange (CME), y la toma de opciones put o un producto estructurado para maíz blanco en el mercado OTC.

Se espera que a través de este instrumento financiero el productor mitigue sus pérdidas económicas por la caída en los precios internacionales y la revaluación del peso colombiano en caso de presentarse.

El programa de coberturas que beneficia a los cultivadores de maíz lo puso en marcha el Ministerio de Agricultura teniendo en cuenta los cambios en los precios internacionales de estas materias primas, el comportamiento de la tasa de cambio del peso frente al dólar estadounidense y las oscilaciones en los precios de compra de la cosecha nacional para maíz blanco y amarillo, que han registrado variaciones 14% y 23%, respectivamente.

*Tomado de: https://www.portafolio.co/economia/cultivadores-de-cereales-no-aumentarian-areas-este-ano-542378

Compartir