Compartir

Foto/elespañol.com

Este es el nuevo peligro para la salud de comer poca fruta y ...

La reputada institución recomienda llevar una dieta saludable basada en el consumo de pescado, distintos tipos de verduras, frutos secos como las nueces o yogur.

  • ¿Qué es comer bien?

    La sociedad está cada vez está más concienciada sobre la importancia de llevar una buena alimentación como base fundamental para tener una buena salud. El consumo de ultraprocesados, esos productos elaborados con una ristra casi inabarcable de ingredientes insanos, no sólo está relacionado con un mayor riesgo de obesidad y sobrepeso, sino que también aumenta las posibilidades de que suframos distintos tipos de enfermedades, entre ellas el cáncer.

    En realidad, mejorar nuestra dieta no debería ser una tarea complicada si sabemos elegir entre la enorme cantidad de alimentos sanos de los que disponemos en el mercado. Es decir, si basamos nuestra nuestra alimentación en frutas, verduras, hortalizas, pescados o cereales integrales, y evitamos carnes procesadas, alimentos con una elevada cantidad de azúcar como los refrescos o los zumos y los ya mencionados ultraprocesados.

    La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard publicó un ilustrativo artículo en el que Teresa Fung, profesora del departamento de Nutrición, recomienda cinco alimentos imprescindibles que deberíamos incluir a menudo en nuestra dieta.

    Salmón

    El salmón es uno de los pescados que, tras haber sido demonizado en los años 70 por ser un alimento con un alto contenido en grasa, vive actualmente una época dorada. “Este pescado azul es rico no sólo en proteínas saludables, sino también en ácidos grasos omega-3, que benefician tanto a su corazón como a su cerebro”, explican desde la Universidad de Harvard. “También proporciona vitamina D para la formación de huesos”.

    La institución avisa de que comer salmón a diario es una “exageración” para la mayoría de las personas, por lo que recomienda su ingesta al menos una vez a la semana con el objetivo de obtener algunos de los beneficios que tiene para la salud.

    Coles de Bruselas

    Pese a ser una de las verduras que peor fama tiene del supermercado junto al brócoli, las coles de Bruselas son un alimento especialmente rico en fibra. De hecho, se trata de la segunda verdura que más fibra dietética aporta a nuestro organismo tras las alcachofas (4,3 gramos por cada 100 de coles, según la base de datos de composición de alimentos BEDCA).

    Las coles de Bruselas son también ricas en micronutrientes como la vitamina A, la vitamina C, la vitamina K, potasio y ácido fólico. “Al igual que otras verduras crucíferas, las coles de Bruselas contienen compuestos bioactivos, como los antioxidantes, que son sustancias químicas que ayudan a prevenir el daño celular dentro de su cuerpo”, dice la Escuela de Salud Pública de Harvard.

    Arándanos

    Los arándanos son una de las frutas que mejores propiedades tienen. En los últimos tiempos distintos estudios científicos han evidenciado sus bondades a la hora de reducir la presión arterialprevenir el alzhéimer, o luchar contra la infección de orina. También es conocido su poder antiinflamatorio y su acción antibacteriana.

    “Estas pequeñas bayas de color oscuro son ricas en antioxidantes, particularmente vitamina C. Con 56 calorías por cada 100 gramos, también ofrecen una buena dosis de vitamina A y fibra”, explica Teresa Fung. La Universidad de Harvard apunta que se pueden sustituir los arándanos por otras frutas de color oscuro como las granadas o las cerezas si éstos no están de temporada.

    Frutos secos

    Ya sean almendras, nueces, pistachos o avellanas, los frutos secos deberían estar presentes en nuestro día a día por sus numerosos beneficios para la salud. Tal y como hemos explicado en alguna ocasión en este mismo periódico, se trata un alimento que se asocia con un menor sobrepeso y obesidad, según han demostrado distintos estudios científicos.

    Además, se trata de alimentos ricos en grasas poliinsaturadas como el ácido linoléico o linolénico, ambos esenciales para nuestro organismo. También poseen un alto contenido en fibra, por lo que aumentan nuestra sensación de saciedad, así como una elevada cantidad de ácidos grasos monoinsaturados, que aumentan los niveles de HDL o ‘colesterol bueno’. Eso sí, conviene consumir frutos secos sin procesar, en su versión cruda, y no fritos o rebozados en miel, tal y como se pueden encontrar en algunas ocasiones.

    Yogurt

    El yogurt es uno de los alimentos que tradicionalmente ha gozado de una mejor fama desde el punto de vista de la salud. Se trata de un producto rico en proteínas, calcio, magnesio y vitamina B12, así como algunos ácidos grasos clave para nuestro organismo. Su consumo está relacionado con un menor sobrepeso y obesidad. También ha sido relacionado con una mejor salud gastrointestinal.

    Sin embargo, tal y como avisa Fung, conviene llevar cuidado porque muchos de los que encontramos en el supermercado tienen un contenido demasiado elevado de azúcar, lo que acabaría contrarrestando sus beneficios. Así, los mejores yogures que podemos encontrar en los establecimientos son los naturales o los griegos, tal y como explicamos en EL ESPAÑOL.

    *Tomado de: https://www.elespanol.com/ciencia/nutricion/20200505/alimentos-imprescindibles-debes-comer-diario-universidad-harvard/487481254_3.html#img_6

 

Compartir