Inicio Nutrición Alimentación saludable, el aliado contra la obesidad

Alimentación saludable, el aliado contra la obesidad

1010
0
Compartir

Imagen/getty images

Resultado de imagen para logo vanguardia.com

Hay quienes piensan que la obesidad es solo un problema estético. Sin embargo, padecer este trastorno va más allá de lo físico, pues puede acarrear enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, complicaciones cardiovasculares y en algunos casos, hasta cáncer de tipo gastrointestinal.

Datos de la Encuesta Nacional de Situación Nutricional de 2015, Ensin, indican que en el país más de la mitad de los adultos entre 18 y 64 años, un 56%, tienen una condición de sobrepeso u obesidad, cifras que ponen en alerta al sector salud, por lo que cada vez más las EPS integran programas de promoción, prevención y hábitos saludables.

“La obesidad se presenta por varios factores, el más influyente son los malos hábitos alimenticios. Hoy decimos que nuestro cuerpo es 70% alimentación y 30% ejercicio para mantenernos saludables y con un peso estable e ideal”, argumenta Fernanda Ariza Holguín, profesional en Cultura Física.

Más saludable

La experta asegura que comer bien y balanceado es fundamental para evitar la obesidad. Además, recomienda no seguir dietas extremas, ya que pueden causar un efecto rebote y el resultado no va a ser satisfactorio. “Lo mejor es adquirir unos buenos hábitos de alimentación, seguir una rutina saludable y realizar una ingesta calórica adecuada a la cantidad de actividades que se realizan a lo largo del día. Con esto se puede reducir el riesgo de padecer obesidad”.

Pero ¿cómo mantener una dieta balanceada? Es una de las preguntas que más realizan quienes tienden a subir de peso rápidamente. Fernanda Ariza, resalta que no se debe excluir ningún macronutriente. De ahí que se deben ingerir proteínas, carbohidratos y grasas.

“Muchas personas tienden a suprimir totalmente el consumo de carbohidratos como solución a su obesidad y eso no es un buen hábito porque el organismo necesita de sus aportes alimenticios. Existen carbohidratos saludables, como las verduras, frutas y cereales integrales, que nos proveen nutrientes importantes para el funcionamiento del cuerpo y la salud”, explica.

Además de incluir una alimentación balanceada, esta profesional, con 14 años de experiencia en entrenamiento y vida saludable, recomienda la actividad física, ya que “el sedentarismo está asociado a la obesidad. No necesariamente se requiere ir a un gimnasio. Con cambios sencillos en la alimentación y la suma de actividad física a la rutina diaria, como caminar al trabajo, subir las escaleras y moverse dentro de su espacio laboral, se reducen en gran medida las posibilidades de padecer obesidad, pues el ejercicio, cualquiera que sea, es un aliado fundamental para quemar calorías y grasa”.

Es de resaltar que la obesidad puede disminuir la calidad de vida en general, por eso los expertos recomiendan visitar a profesionales de la salud y el deporte para que estos determinen en qué grado se encuentra y así le indiquen al paciente el mejor plan nutricional y físico que debe llevar para controlar su peso.

“Lo mejor es acudir a un médico, un nutricionista y a un profesional del deporte, quienes tiene la capacidad de calcular su índice de masa corporal y dependiendo del resultado, junto con la ayuda de examenes complementarios, determinar cuáles son los riesgos para su salud e indicarle qué debe hacer para prevenirlos”, explica Fernanda Ariza.

En su trabajo por mejorar la calidad de vida de los santandereanos, SaludMía EPS integra en su modelo de atención programas de prevención y atención en los que la nutrición y la actividad física están incluidos para evitar y tratar enfermedades como la obesidad.

*Tomado de: https://www.vanguardia.com/informes-comerciales/informacion-comercial/alimentacion-saludable-el-aliado-contra-la-obesidad-EA1714251

 

Compartir