Inicio Plátano/banano El sector bananero podría capitalizar el potencial de producción en valor agregado

El sector bananero podría capitalizar el potencial de producción en valor agregado

449
0
Compartir

Foto/freshplaza.es

Una empresaria australiana que creó una marca de productos frescos desde cero, en gran medida a través de la adición de valor, cree que existe un gran potencial para que el sector bananero crezca y avance hacia productos especializados utilizando los mismos principios.

La cofundadora de Brookfarm, Pam Brook, se dirigió a los productores de banana, recordando su inicio en el sector de la macadamia y lo relacionó con el potencial de otras variedades de productos para capitalizar la creación de opciones adicionales para los consumidores. Brook sugiere que no solo la pulpa de la banana puede crear nuevos productos, sino también otras partes de la planta o la fruta.

“Sería genial si viéramos innovación en las bananas en los nichos”, comentó Brook. “Hay algunos innovadores increíbles en el sector bananero que están analizando todos los segmentos de la banana. Una de las cosas que me llamó la atención al observar el ciclo de vida de la banana fue a cuántas partes se les estaba agregando valor. Una de las cosas que Brookfarm está haciendo es hablar con otra empresa que utiliza la flor de la banana verde. También estamos hablando con otra empresa que liofiliza bananas viejas con la piel y la pulpa, y estamos buscando incorporarlas como ingrediente. Las bananas tienen almidón, azúcares y muchos componentes con los que se puede innovar. Agregar valor es un trabajo duro y nunca hay que rendirse, pero se trata de colaborar y de no ir por libre”.

Agregó que al producir los productos de macadamia no se desperdicia nada en la finca, porque el negocio desarrolla formas de usar cada parte. Ese método podría aplicarse a otras fincas e industrias en todo el sector hortofrutícola, según Brook.

La empresa nació en 1989 cuando Pam y su esposo Martin compraron una propiedad de unas 39 hectáreas cerca de Byron Bay, y optaron por plantar 4.500 árboles de macadamia. Brook comenta que vieron un gran potencial porque el sector las consideraba un producto básico.

“Se enviaban las macadamias en cajas a ultramar para que otros hicieran cosas inteligentes”, expresó. “Eran vistas como un snack y nadie hacía nada especial con el producto. Decidimos iniciar un negocio de alimentos, innovando pero cogiendo lo mejor de la tradición y combinándolo con grandes ideas. Tomamos el muesli e hicimos un muesli gourmet. La gente del sector de la macadamia pensó que era una idea tonta, pero seguimos adelante”.

En noviembre de 2000, Brookfarm comenzó a vender el producto de macadamia en los mercados y negocios locales. Fue una tarea difícil para la familia, que hacía la mayor parte del trabajo en el hogar además de otros empleos, y los hijos, Will y Eddie, estaban en la escuela. Ahora se ha expandido y el negocio sirve a los principales supermercados, retailers y proveedores de servicios de alimentos. Los productos también se exportan a 12 países.

“Hemos pasado de 2 productos a 27 productos en diferentes tamaños”, agregó Brook. “Nuestra gama se ha ampliado, ya no sólo hay muesli tostado y natural en aceites de macadamia, ahora tenemos productos que se adaptan a cada tipo de dieta que creemos que necesita el consumidor. Realmente estamos intentando adelantarnos a las tendencias. Por lo tanto, si eres intolerante al gluten, llevas una dieta paleo, sin azúcar, o casi cualquier cosa, tenemos algo que ofrecerte. Es una montaña rusa, pero nunca termina. Siempre hay un nuevo desafío que explorar”.

Brook añadió que una de las filosofías detrás de su éxito es disfrutar siempre del viaje, y la clave para construir una marca que agregue valor es tener un producto de calidad. El lema del negocio es “todo comienza en la finca familiar”.

“Hemos construido una marca y le hemos dado vida, por la calidad de nuestros productos y la historia detrás de la marca que vivimos todos los días”, expresó. “La calidad es el nivel básico de entrada para el sector alimentario. Se debe asegurar un producto diferente y mejor. Para nosotros, no se trata solo de la calidad de los productos que fabricamos, sino de la forma en que producimos. La gente dice que le encanta nuestra historia de sostenibilidad ambiental. Nuestros valores fundamentales hoy en día son: medio ambiente, comunidad y alimentos reales”.

Brookfarm también incluye la destilería Cape Byron, que se encuentra entre la finca de macadamia y la selva tropical que la familia Brook ha regenerado, produciendo ginebra y licores de sabores, que envía tanto a nivel nacional como internacional.

*Tomado de: https://www.freshplaza.es/article/9158837/el-sector-bananero-podria-capitalizar-el-potencial-de-produccion-en-valor-agregado/

Compartir