Inicio Internet Lo que normalmente no se cuenta sobre los GEI en ganadería

Lo que normalmente no se cuenta sobre los GEI en ganadería

325
0
Compartir

Imagen/agrodigital.com

Resultado de imagen para logo agrodigital

Últimamente, muchos grupos de presión están empeñados en culpar a la ganadería, y en
especial a la de vacuno (tanto de carne como de leche) como uno de los principales
responsables del cambio climático, aconsejando la reducción del consumo de estos alimentos.

El COPA-COGECA ha publicado un interesante artículo científico en el que cuenta lo que
normalmente estos grupos de presión no dicen sobre las emisiones GEI en el sector agrario.

Emisiones GEI:
– Del total de emisiones de gases de efectos invernadero (GEI) en la UE-28 en 2015, solo el 9,6% eran del sector agrario (5% de la ganadería).

– De los GEI agrarios, solo el 4,32% proceden del metano y el 5,27% del óxido nitroso.

– La duración de vida del metano es más corta que la de las otras emisiones de GEI.

– Entre 1990 y 2016, las emisiones de GEI agrarias de la UE han disminuido un 22%, pero este descenso ha sido compensado, al menos parcialmente, por un incremento
de la producción agraria fuera de la UE. La Unión Europea ha aumentado su importaciones de alimentos y bebidas significativamente desde 1990 .

– El 33,8% de la superficie agrícola total de la UE son pastos permanentes, que se mantienen gracias a la actividad ganadera. El secuestro y la retención de carbono
en los pastizales todavía no se ha tenido en cuenta de cara a reducir las emisiones GEI de la ganadería. Muchos proyectos de investigación han demostrado que el carbono almacenado en los pastizales compensa hasta el 45% de las emisiones de GEI (casi toda la fermentación entérica producida por los rumiantes).

Censo de rumiantes y productividad
En la UE cada vez hay menos animales de producción. La UE-28 cuenta aproximadamente 60 millones de unidades de ganado. A partir de los años 1990, el censo bovino se ha reducido en un 25%, desde 2005 en un 5% y de aquí a 2030 se espera otra reducción del 8%.

Afortunadamente, ha mejorado mucho la productividad. Por ejemplo, antes se necesitaban 2 vacas para producir 8.000 litros de leche al año, mientras que ahora solo se necesita una, por tanto, la carga ganadera se ha reducido a la mitad para obtener la misma producción.

La reducción de la producción en la UE no es una solución, como muchos abogan, ya que se deslocalizaría la producción hacia otros países con unas restricciones medioambientales y de sanidad y bienestar animal mucho más laxas que las de la UE.

*Tomado de: https://www.agrodigital.com/2019/10/18/lo-que-normalmente-no-se-cuenta-sobre-los-gei-en-ganaderia/

Compartir