Inicio HLB-Dragón Amarillo o huanglongbing «La llegada del HLB a Sudáfrica no es una probabiliad, sino una...

«La llegada del HLB a Sudáfrica no es una probabiliad, sino una certeza»»La llegada del HLB a Sudáfrica no es una probabiliad, sino una certeza»

1003
0
Compartir
SONY DSC

Foto/freshplaza.es

El sector sudafricano debería estar muy preocupado por la enfermedad asiática del greening, según dijo el doctor Vaughan Hattingh (en la imagen), CEO de Citrus Research International, a los delegados que acudieron a la reciente cumbre citrícola de Puerto Elizabeth. La llegada a Sudáfrica de esta enfermedad, también llamada huanglongbing (HLB), no es una probabilidad, sino una certeza.

«Cuando llega el psílido asiático de los cítricos no hay nada que hacer. Le seguirá el HLB y no tiene remedio ni hay ninguno en el horizonte cercano. No existe una estrategia de gestión sostenible. El HLB cambiará el paisaje citrícola de Sudáfrica, sin lugar a dudas».

Su sangre fría se basa en la experiencia brasileña, californiana y texana con la enfermedad del greening. El psílido llevaba 62 años presente en Brasil cuando se reportó el primer caso de la enfermedad en 2004. El país se alejó de la pesimista narrativa de Florida y, desde entonces, ha logrado, pese a una pérdida de más de 52 millones de árboles y una cuarta parte de sus hectáreas citrícolas, mantener bajo control el HLB a través de una hipervigilancia llevada a cabo de manera colectiva, algo que el sector citrícola sudafricano sabe muy bien.

¿Cuánto tiempo tenemos?
Lo que la citricultura de los Estados Unidos (en especial California) y Brasil están haciendo, y la táctica que Sudáfrica debería seguir, según el doctor Hattingh, es ganar tiempo.

El vector de la enfermedad, el psílido asiático de los cítricos (Diaphorina citri), se detectó en Tanzania en 2015, al año siguiente en Kenia, y se sabe que está presente en la Reunión y en Mauricio. Sin embargo, en Kenia y en Tanzania los psílidos no contenían la bacteria Candidatus Liberibacter asiaticus. Esta bacteria se detectó en Etiopía hace nueve años y de nuevo en 2014.

La temida enfermedad huanglongbing, letal para los cítricos y la citricultura, es la combinación de la bacteria y del vector (un llamado «vector caliente»).

«Lo que resulta preocupante es que exista un punto rojo que indica la detección del psílido en el norte de Mozambique. Es un informe de una detección de hace un par de semanas. Se prevé que el psílido asiático de los cítricos se mueva y que llegue a la costa este de África desde Mozambique y entre en Sudáfrica en algún momento».

Un huerto de Florida infectado por la enfermedad del greening asiática (foto: Dr. Paul Fourie)

Sudáfrica debe emular la experiencia de Brasil
«Se puede detectar la presencia de la bacteria en el vector considerablemente antes de que el árbol comience a presentar síntomas. En algunos casos se han detectado los vectores calientes en los árboles hasta seis meses antes de que los árboles se vuelvan sintomáticos. Lo que ocurre es que no se detecta la bacteria en el árbol en las fases iniciales de la infección».

La detección temprana del vector (caliente o no) y de la bacteria es esencial, a lo que debe seguir sin demora un arranque de los árboles infectados. El movimiento del material de propagación infectado es un factor crítico. CRI se está reuniendo con los viveros sudafricanos –no solo de cítricos, sino también ornamentales– para desarrollar un plan de acción contra el HLB, que está a punto de desplegarse.

«Si somos capaces de organizar de manera eficiente unas estrategias de control regionales coordinadas en toda la superficie, podremos emular la experiencia de Brasil. Si no podemos, tendremos problemas».

El HLB es un patógeno inusual
El Huanglongbing es una combinación inusual y, según los científicos, una reciente asociación entre la bacteria y la planta, por lo que ha habido poca coevolución y el resultado es que el patógeno mata al anfitrión, la planta. Los investigadores nunca han podido cultivar la bacteria en caldos de cultivo y no es un patógeno convencional.

EL HLB se diferencia de la enfermedad del greening africana por su mayor tolerancia al calor y su fatalidad para los árboles. Es mucho más severa que la enfermedad del greening africana que está presente en Sudáfrica, y las trampas no resultan muy atractivas para controlar el vector.

*Tomado de: https://www.freshplaza.es/article/9083177/la-llegada-del-hlb-a-sudafrica-no-es-una-probabiliad-sino-una-certeza/

Compartir