Inicio Economía Ahora sí, agricultura por contrato

Ahora sí, agricultura por contrato

1078
0
Compartir

Foto/Revista SAC

Resultado de imagen para logo sac

La agricultura por contrato es el camino para proteger al pequeño productor y orientarlo hacia la integración productiva con otros empresarios del campo, pues ellos necesitan un vínculo con un comprador, a un precio justo establecido para que no caigan en las garras de intermediarios que los oprimen y que les pagan por debajo de los costos de producción, es algo que tiene que ser un paradigma en nuestro gobierno”.

Las palabras son del presidente Iván Duque Márquez, en la localidad boyacense de Duitama (6 de diciembre), durante la ceremonia de lanzamiento de “Coseche, Venda
a la Fija”, estrategia del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, que pretende resolver los problemas de comercialización, al conectar a la industria, los comercializadores y los productores del campo, en un esquema de agricultura por contrato. Con ello se busca que los agricultores tengan la garantía de vender sus productos, a precios remunerativos, con entregas a futuro y características de venta y compra predeterminadas desde antes de iniciar el cultivo.

A la ceremonia asistieron, entre otros, los representantes de las instituciones adscritas al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, de los gremios del sector, – entre ellos el presidente de la SAC-, de grandes superficies y de industrias de alimentos.

Según el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón, “Esta iniciativa se convierte en un estímulo al emprendimiento, la productividad y la rentabilidad del campo. Es la mejor manera de garantizar la comercialización de los
productos que siembran nuestros campesinos, y para ello el gobierno
pone al servicio del agricultor toda la oferta institucional. Así estamos construyendo un campo con mayor equidad”.

“Coseche, Venda a la Fija”, que pretende beneficiar a 300 mil productores del campo al 2022, ha sido dotada de los siguientes instrumentos:

– Crédito más barato. Por primera vez, se crea la línea más barata que se puede conseguir en el mercado del crédito agropecuario. Contempla un DTF de -1 para pequeños agricultores, y un DTF+1 para grandes, aparte de que cuando el productor va al Banco Agrario, por lo menos la mitad del monto le quedaría garantizado y el otro 50%, lo garantizaría el Fondo Agropecuario de Garantías (FAG).
Para el 2019, se contará con un presupuesto de $100.000 millones para el otorgamiento de estos incentivos a la tasa de interés, recursos con los se podrán podremos apalancar créditos hasta por $750.000 millones para inversión y capital de trabajo en el sector agropecuario, cada año.

– Seguro Agropecuario. Para este instrumento se destinarán $80.000 millones. En vista de que del riesgo que representa la variabilidad climática para la producción agropecuaria, los productores vinculados a esquemas de agricultura por contrato tendrán preferencia en el otorgamiento
del seguro, que equivale hasta 80% del valor de la prima.

– Asistencia técnica. Los Servicios de Extensión Agropecuaria, que es la asesoría y acompañamiento a los productores para la realización de acuerdos comerciales con
la industria tendrán inversiones por $15.000 millones.

– Servicios para la comercialización. Para la promoción de espacios de encuentro, como ruedas de negocios, que permitan acercar a los productores del campo con
las grandes superficies y la industria, y la certificación en Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), se destinará $6.000 millones.

– Coberturas de precio. Para evitar la incertidumbre sobre el precio de compra, se utilizarán instrumentos financieros que permitan definir de antemano ese precio y las
características de calidad y volumen para la entrega de los productos.

*Tomado de: http://Revista SAC N° 988 Diciembre 2018

Compartir