Inicio Frutas Huila, sigue explorando potencial en frutas exóticas

Huila, sigue explorando potencial en frutas exóticas

1027
0
Compartir

Foto/diariodelhuila.com

Centenares de productores campesinos del Huila trabajan diariamente en el cultivo de frutas exóticas como el maracuyá, la curuba, la granadilla y las poco comunes como la cholupa y gulupa que pertenecen al grupo de las pasifloras.

En el Huila aproximadamente hay 1.250 hectáreas sembradas de pasifloras principalmente en municipios como: Santa María, Algeciras, Colombia, Palermo, Garzón, Gigante, Pitalito, Iquira, San Agustín e Isnos, entre otros.

En el territorio nacional se cultivan estas frutas en 23 departamentos por alrededor de 5.000 productores, y se caracterizan por ser, en su gran mayoría, pequeños productores que cultivan entre menos de una hectárea hasta 3 hectáreas, que trabajan con su núcleo familiar en las labores generales del cultivo, generando 4 empleos directos por hectárea, llegando en época de cosecha de 8 a 10 empleos dependiendo la línea productiva.
Las Pasifloras, especialmente la Gulupa, Granadilla y Maracuyá son frutas que tienen un gran potencial para la exportación, teniendo en cuenta que son frutas tropicales exóticas, apetecidas por las nuevas tendencias de consumo.

No obstante, teniendo en cuenta las cifras descritas con anterioridad, el subsector de las Pasifloras, está constituido por 21.164 hectáreas y 5.5112 productores, de los cuales solo 886 predios se encuentran registrados en el ICA para la exportación en fresco, lo que representa la principal limitante para acceder al mercado de exportación.

Las pasifloras hoy por hoy es uno de los productos más importantes para el departamento, en el sentido que es el primer productor en maracuyá, cholupa, badea, golupa y granadilla del país, estas son frutas muy bien posicionadas en el Huila y el exterior, sin duda es potencia mundial en este tipo de frutas exóticas.

Según el listado de municipios que integran las Zonas más afectadas por el conflicto armado, productores de pasifloras de los departamentos de Antioquia, Arauca, Caldas, Casanare, Cauca, Chocó, Huila, Meta, Nariño, Norte de Santander, Santander, Tolima y Valle del Cauca, tienen sus cultivos dentro de estas zonas, y son víctimas del conflicto armado colombiano.

Estas especies requieren condiciones ecofisiológicas específicas para su buen desarrollo, como se muestra en la siguiente tabla.

Exportación de fruta fresca

Dentro de las exportaciones de fruta fresca reportadas durante el año 2017, se registran 52 partidas arancelarias diferentes, sin considerar el banano y el plátano.

De esta lista, la Gulupa es la tercer (3) fruta más exportada, con una participación del 16,11%; la Granadilla es la octava (8) fruta exportada, con una participación del 2,2%; el Maracuyá es la decimotercer (13) fruta exportada, con una participación del 0,49%; la Curuba es la trigésima séptima (37) fruta exportada, con una participación del 0,105%; y las demás pasifloras ocupan el puesto 44 con una participación menos representativa.

Panorama actual

El principal factor que dificulta la competitividad del subsector es la escasa asistencia técnica especializada a los productores que cultivan estas especies.

¿Cómo debe ser la asistencia técnica?, se debe basar en un modelo de manejo integrado del cultivo, donde se enseñe la realización correcta de las prácticas culturales, la adecuada y oportuna nutrición del cultivo, y los métodos físicos, mecánicos, químicos, biológicos, genéticos, legales y culturales para el control de las plagas y enfermedades, aplicados en la prevención, monitoreo – evaluación e intervención.

De esta manera se busca reducir o eliminar el uso de plaguicidas, minimizar el impacto en el medio ambiente y aumentar la calidad de la fruta, ya que tendrán admisibilidad fitosanitaria, debido a que serán libres de residuos químicos.

Como se mencionó anteriormente, este gremio se caracteriza por estar conformado por pequeños productores que al momento de pretender establecer un acuerdo comercial serio y duradero, tienen inconvenientes para cumplir con los volúmenes y periodicidad, por lo tanto lo más recomendable es establecer asociaciones, no obstante debido a la poca formación en administración y asociatividad, estas agrupaciones no prosperan.

Por esta razón el fortalecimiento asociativo es fundamental, de esta manera se brinda al productor la capacidad para las negociaciones, ya que se integran pequeños productores, sumando las áreas cultivadas, realizando trabajos de manera generalizada que permite la estandarización de la calidad de la fruta, la planificación de las cosechas, el cumplimiento de volúmenes y periodicidad, que conlleva a que se logren acuerdos comerciales serios, rentables y duraderos, que les brinda la posibilidad de mejorar sus condiciones técnicas como la contratación constante de un asistente técnico, acceder a fuentes de financiación, hacer uso de la economía de escala, mejorando sus prácticas productivas que permite alcanzar certificaciones internacionales dando valor agregado a las cosechas, aumentando el precio de venta y accediendo a mercados que brindan mayor rentabilidad.

Que son las Pasifloras:

El Subsector productivo de las pasifloras está conformado por seis especies de frutas que pertenecen al género Passiflora y corresponden a líneas productivas comerciales, siendo estas: la Granadilla Passifloras ligularis Juss, Maracuyá Passiflora edulis f. flavicarpa Degener, la Gulupa Passiflora edulis f. edulis Sims, la Curuba Passiflora tripartita var. mollisima Bailey, la Badea Passiflora quadrangularis, la Cholupa Passiflora maliformis.

Últimas inversiones en el Huila

El proyecto busca no solo mejorar la calidad de la producción en pasifloras, sino, garantizar su inocuidad para exportar y mejorar su precio. Mejorar la calidad y aumentar la producción de maracuyá, granadilla, gulupa y cholupa son los objetivos del proyecto de certificación de semillas de pasifloras que adelanta en la actualidad el Centro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Gobernación del Huila.

Este proyecto, con una inversión de $2.800 millones, está financiado con recursos del Sistema General de Regalías y beneficia a productores de los municipios de La Plata, Algeciras, Santa María, Isnos, San Agustín, Gigante, Campoalegre, Rivera, Suaza, según Adalberto Rodríguez, ingeniero encargado del desarrollo técnico.

Su objetivo es buscar el mejoramiento de estas especies a través de la identificación, producción, acondicionamiento e identidad genética para la obtención de frutos de alta calidad fisiológica, sanitaria y física.

Dieciséis fincas fueron seleccionadas -cuatro por cada especie- para hacer una caracterización más profunda y un seguimiento a su biología, determinando la parte agronómica y nutricional, analizando el color, el peso, la forma, el tamaño, los grados brix y diferentes características que se determinan en laboratorio.

La certificación garantizará que la semilla usada para la siembra dé como resultado un cultivo consistente y equivalente, además, asegura que la producción esté libre de plagas y enfermedades para obtener una mejor cosecha y mejores ingresos, explicó Patricia Aranaga, coordinadora del Centro de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Cultivos amigables con el medio ambiente

Un novedoso sistema que evita el uso de la madera proveniente del bosque nativo para el cultivo de las pasifloras y lo reemplaza por el uso de la madera proveniente de plantaciones comerciales, es el nuevo proyecto con el que se busca disminuir la deforestación en el Huila.

Este proyecto de trasferencia de tecnología, tiene como propósito impedir que los tutores o postes que se utilizan para la producción de pasifloras como maracuyá, cholupa y granadilla, sean extraídos de la tala de los bosques naturales del departamento y sean sustituidos por postes provenientes de plantaciones forestales de índole comercial.
Arrancó con tres parcelas piloto en el municipio de Tello, una de maracuyá, una de cholupa y otra para granadilla; cultivos de pasifloras que tiene gran demanda en los mercados nacionales.

“Estamos promoviendo un proyecto piloto que promueve nuevas alternativas a los productores de pasifloras en el Huila, permitiendo que sus cultivos no afecten el medio ambiente”, destacó Fredy Medina Arce, profesional de medio ambiente.
“Le apostamos a sustituir esa práctica tradicional de talar los bosques por el uso de madera proveniente de plantaciones comerciales y legales. Este nuevo mecanismo garantiza la vida útil por un tiempo de 12 años”, puntualizó.



*Tomado de: https://www.diariodelhuila.com/huila-sigue-explorando-potencial-en-frutas-exoticas

 

Compartir