Inicio Nutrición Fórmula verde: la nutrición del color de la vida

Fórmula verde: la nutrición del color de la vida

721
0
Compartir

Foto/Archivo Cromos

El Espectador

La FAO (organización de la ONU para la alimentación y agricultura mundiales) nos dice que “los distintos colores de las frutas y las hortalizas tienden a corresponder a combinaciones diferentes de nutrientes y otras sustancias fitoquímicas, cada una de las cuales con sus propiedades”. Tal cual, el color en este caso es un factor mucho más allá de lo puramente ilustrativo.

Empecemos por el verde. Es el color de la fertilidad del campo y de la vida, y es un indicativo infalible de ciertos súper alimentos que, sabiamente combinados, nos proporcionan una perfecta ración de nutrientes saludables. La responsable de ese color brillante es la clorofila. La clorofila es un pigmento de color verde que se halla presente en las hojas y tallos de muchas hortalizas y verduras, que hace posible el proceso de fotosíntesis y que cuando la ingerimos activa el mecanismo celular, desintoxica el organismo, depura la sangre de toxinas, estimula la producción de los glóbulos rojos, evita las infecciones y favorece la cicatrización de las heridas.

 

Los beneficios de comer verde

Los alimentos verdes son una gran fuente de vitaminas, minerales y fibra, y cada vez más, la comunidad científica, merced a estudios e investigaciones, está convencida de que su inclusión en la dieta ayuda en la prevención de enfermedades graves como las cardiovasculares o el cáncer.

Los nutricionistas recomiendan una buena ración de estos vegetales, equivalente a un buen pocillo, al menos tres veces por semana por su acción preventiva gracias a su alto contenido de clorofila, magnesio, potasio, vitaminas y otros valiosos nutrientes.

Pero, ¿cuáles son exactamente los beneficios que estos alimentos pueden reportar a nuestra salud? El mayor consenso de los nutricionistas e investigadores se centra en los siguientes puntos, basados en los nutrientes en los que son ricos, y partiendo de la base de que son antioxidantes y previenen el envejecimiento prematuro.

1.    Gracias al hierro, oxigena la sangre, forma la hemoglobina de los glóbulos rojos.

2.    Mejoran la concentración y la memoria.

3.    Mejoran la vista, previenen las cataratas y el daño del tejido ocular.

4.    Mantienen el sistema nervioso en buen estado y combaten el estrés.

5.    El sueño se concilia mejor.

6.    Previenen calambres y son buenos contra la fatiga crónica.

7.    Son anticancerígenos.

8.    Mantienen fuertes dientes, huesos, cabello y la piel.

9.    Controlan la presión arterial.

10.    Regulan el colesterol, con disminución de riesgo cardiovascular.

 

La fuerza nutricional de la naturaleza

Todas las verduras y hortalizas de color verde oscuro son muy ricas en magnesio. Algunos frutos verdes, como el aguacate, por poner ejemplo, contiene Vitamina B1, B2, B3, B5, B6, C, E, y K, calcio, hierro y potasio. Sirva lo anterior como introducción para que sepamos las muchas razones nutricionales que hacen de la fórmula verde algo imprescindible en tu estilo de vida. Estas a continuación son algunas de ellas.

La vitamina A, que ayuda al sistema óseo, regenera los epitelios, las mucosas y la piel. Nos mantiene uñas, dientes y cabello en buen estado, es buena para la vista y para el sistema inmunitario.

La vitamina C, vital para nuestras defensas, para repara los tejidos del cuerpo, para formar el colágeno y mantener huesos y dientes.

El calcio, para los huesos, la coagulación sanguínea y las funciones respiratorias. Previene la osteoporosis, regula los latidos del corazón, controla la presión sanguínea evitando la hipertensión arterial y es bueno contra el insomnio y la amnesia.

La fibra, para ayudarnos a regular todo el sistema digestivo.

La clorofila, que como vimos al principio, activa el mecanismo celular, desintoxica, evita el envejecimiento celular y el deterioro cognitivo.

El ácido fólico, imprescindible a cualquier edad, vital en el embarazo, previene la espina bífida en los niños.

El magnesio, que actúa junto al calcio en los huesos. Previene arritmias cardíacas y la hipertensión. Se le considera un regulador del estrés y favorece la acción conjunta del calcio y la vitamina C.

El potasio, vital para las reacciones enzimáticas y la compensación del organismo. Regula el balance hídrico dentro de las células y es fundamental para el sistema nervioso y para los músculos.

 

Tiña sus platos y ensaladas de verde

La fórmula verde se puede crear de muchas maneras. Por lo pronto debemos enumerar una serie de alimentos que debemos tener presentes en nuestra rutina alimentaria, para añadirlos a nuestras ensaladas, guarniciones o sopas.

Aguacate: En ensalada o en un delicioso guacamole. Sus grasas son saludables, además de ser rico en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Brócoli: Crudo, cocido, salteado o en sopas. Fuente de vitamina A, C y K, ácido fólico y fibra.

Col crespa: Hervida, en una sopa, salteada o en la ensalada cruda con un aderezo favorito. Rica también en vitaminas y ácido fólico.

Lechuga romana: Ideal para añadirla en una buena cantidad a los sándwiches y para las ensaladas, aporta vitamina A, C, K y ácido fólico.

Espinacas: Con gran contenido de hierro, vitaminas A, K y ácido fólico, se puede consumir de varias formas, cocida, revuelta con huevos y directamente en las ensaladas. Contiene el doble de fibra de cualquier alimento de este color.

 

Jugo verde “Quiérete”

Todos hemos escuchado aquello del “jugo verde”. Ahora puede entender por qué estos jugos son en realidad potentes elixires nutricionales debido a la gran cantidad de nutrientes beneficiosos que aportan. Vamos recomendarles uno, sencillo de hacer y que incluye otro potente súper alimento, la manzana, en este caso la manzana verde, que se caracteriza por tener mucha agua y aportarnos fibra y aminoácidos. Posee Vitamina C y es rica en potasio y hierro.

Este jugo nos aporta además efectos adelgazantes. Tiene todos los beneficios que normalmente este tipo de jugos astringentes suelen darle al organismo, mejorará el funcionamiento de la flora intestinal, ayudará a mantener el colon saludable, nos sacará de toxinas y nos regulará el metabolismo.

Es muy recomendable de hacer por las mañanas y en los medios tiempos del día como onces.

Ingredientes

– 1 limón

– ½ pocillo de perejil

– 1 tallo de apio

– 2 manojos grandes de espinacas

– 1 pepino mediano

– 2 manzanas verdes

– 1 vaso grande de agua

Preparación

Basta con llevar todos los ingredientes a la licuadora. Los batimos bien hasta conseguir una buena mezcla homogénea y lo tenemos listo para servir y consumir recién hecho.

*Tomado de: https://www.elespectador.com/cromos/estilo-de-vida/formula-verde-la-nutricion-del-color-de-la-vida-articulo-815236

Compartir