Inicio Internet El rancho de México ayuda a los bisontes estadounidenses a reaparecer

El rancho de México ayuda a los bisontes estadounidenses a reaparecer

886
0
Compartir

Foto/laweb

Cientos de años atrás, el bisonte americano vagaba libremente por el rango natural más amplio de cualquier herbívoro en el continente, un vasto hábitat que se extiende desde el norte de México a través de los Estados Unidos hasta Alaska y Canadá.

Hoy en día, el búfalo genéticamente puro -como también se conoce a la especie- subsiste en cuatro reservas en los Estados Unidos, pero también en un rancho en el desierto norteño de Janos en México, donde la especie se introdujo hace una década.

Con un peso de hasta una tonelada y tan alto como 1.7 metros (5.6 pies) desde las jorobas en sus espaldas hasta sus pezuñas, casi 200 bisontes viven en semicautiverio en el rancho El Uno, a unos 230 kilómetros (150 millas) de la ciudad fronteriza norteña de Juárez.

Caracterizado por sus distintivas jorobas, cuernos y pelaje café oscuro, la manada, que es el único grupo de bisontes salvajes en el país, ha crecido de 23 individuos traídos a la región desde los Estados Unidos en 2009 a 140 adultos y 44 terneros nacidos este año.

El objetivo, explicó Pedro Calderón Rodríguez, oficial de El Uno, es preservar el linaje puro de la especie.

Habiendo sufrido un drástico declive en el siglo XIX, el bisonte americano se recuperó parcialmente, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que hoy clasifica a la especie como “casi amenazada” debido a su dependencia de los proyectos de conservación para sobrevivir en lo salvaje.

Una manada de bisontes, que viven en el desierto marrón bajo el cielo azul, son responsables del mantenimiento de los pastos que pastan en el Ch.
Una manada de bisontes, que viven en el desierto marrón bajo el cielo azul, son responsables del mantenimiento de los pastos que pastan en Chihuahua, México, uno de los ecosistemas más diversos e importantes del planeta

Canadá, EE. UU. Y México enumeran todos los bisontes como vida silvestre y ganado, según la UICN, y si bien la producción comercial ha significado un importante repunte en el número, dicho crecimiento de la población no contribuye a la conservación de la especie en la naturaleza.

Según Calderón Rodríguez, la valla en la frontera entre Estados Unidos y México puede inhibir la capacidad de los bisontes y otras especies para vagar libremente en su hábitat histórico, una de las razones por las que se consideran en riesgo en México.

El Uno es parte de una red que trabaja para conservar bisonte que incluye las cuatro conservas en los EE. UU. Y forma parte de la Biosfera de Janos, que abarca pastizales y otras especies como perros de las praderas y ciertos tipos de aves que migran a través del continente. año.

En 2009, se introdujeron 23 bisontes americanos en el rancho El Uno en Chihuahua, México, como parte de un plan de conservación para especímenes.
En 2009, 23 bisontes americanos fueron introducidos en el rancho El Uno en Chihuahua, México como parte de un plan de conservación para la especie

Pasto en el desierto marrón bajo el cielo azul, la manada también ha contribuido al crecimiento de los pastos en el área. Entre los ecosistemas más diversos e importantes del planeta, los pastizales también son uno de los más afectados por la acción humana.

“Los pastizales necesitan animales como el bisonte para pisotearlos, necesitan su estiércol, su orina, su saliva, su actividad. Las perturbaciones creadas por los rebaños de bisontes, el pasto tiran y fertilizan la tierra”, dijo Calderón Rodríguez.

Al nacer, los terneros de bisonte pesan unos 20 kilogramos (44 libras). Las hembras adultas pueden pesar entre 400 y 600 kilos y los machos promedian entre 600 y 900 kilos, aunque hay ejemplos de individuos que superaron una tonelada, o más de 2,200 libras. Según el Ministerio de Medio Ambiente de México, varios grupos indígenas veneraron a la especie por su gran tamaño e impresionante presencia.

Por lo general, viven de 15 a 20 años.

Una manada de bisontes americanos genéticamente puros, dos de los cuales se ven el 14 de septiembre de 2018, están protegidos en el rancho El Uno en Chihuahua
Una manada de bisontes americanos genéticamente puros, dos de los cuales se ven 14 de septiembre de 2018, están protegidos en el rancho El Uno en el estado de Chihuahua, México

FUENTE: phys.org

*Tomado de: https://mundoagropecuario.com/2018/09/20/el-rancho-de-mexico-ayuda-a-los-bisontes-estadounidenses-a-reaparecer/

Compartir