Inicio Nutrición ¿Por qué la comida chatarra puede ser tan adictiva como las drogas?

¿Por qué la comida chatarra puede ser tan adictiva como las drogas?

751
0
Compartir

Foto/tekcrispy.com

Resultado de imagen para logo tekcrispy.com/

Normalmente pensamos que la comida y las drogas son cosas diametralmente opuestas; sin embargo, en realidad, son bastante similares: ambas son sustancias que ingerimos y, potencialmente, pueden causar adicción. Al respecto, de acuerdo a una nueva investigación, la comida chatarra puede ser tan adictiva como una droga.

La investigación en cuestión fue dirigida por Erica Schulte, una Profesora de Psicología de la Universidad de Michigan, quien, junto a su equipo, diseñaron un experimento en el que los participantes debían observar una serie de imágenes de comida, una al lado de la otra, a fin de identificar cuál de los dos alimentos mostrados pudiese generarle más problemas de autocontrol.

En este sentido, los alimentos mostrados pertenecían a una de las cuatro siguientes categorías: altos en grasas y carbohidratos refinados, como chocolate o papas fritas; altos en grasa pero sin carbohidratos refinados, como queso o tocino; altos en carbohidratos refinados pero sin grasa, como refrescos o, finalmente bajos en grasa y sin carbohidratos refinados, como los vegetales o el pollo.

Entonces, los participantes debían observar pares de alimentos dentro de estas categorías e identificar cuál de los dos le causaría problemas tales como dificultades para disminuir el consumo de ese alimento o perder el control e ingerirlo excesivamente, los cuales se corresponden con signos de adicción.

En total, al finalizar la prueba, los participantes habían comparado todos los 35 alimentos presentados. En líneas generales, los alimentos que fueron identificados como más adictivos fueron los más procesados, es decir, aquellos altos en grasas y carbohidratos procesados con una alta carga glucémica.

Estos resultados fueron válidos para un primer conjunto de 120 estudiantes de la Universidad de Michigan y, posteriormente, fueron replicados con 398 participantes más, que fueron contactados y encuestados por medios digitales.

A pesar de que las clasificaciones de alimentos adictivos fueron ligeramente variadas para ambos grupos, todos coincidieron en que los alimentos más problemáticos se corresponden con la comida chatarra, es decir, chocolate, pizza, helado, hamburguesa, entre otros.

¿Por qué la comida chatarra es tan adictiva?

La comida chatarra tiene muchas similitudes con las drogas adictivas; por ejemplo, ambas se consumen en grandes cantidades y el organismo las absorbe rápidamente, produciéndose picos repentinos de glucosa en sangre.

Adicionalmente, tanto la comida chatarra como las drogas son procesadas; en cuanto a la comida chatarra, durante su elaboración, se le añaden grasas y carbohidratos refinados, disminuyendo su calidad nutricional y despojándole de fibra, proteínas y agua, para que satisfagan de mejor manera nuestros antojos.

Por lo tanto, tiene sentido que, a modo de ilustración, un pollo frito sea más atractivo que un pollo a la plancha. Tal como las hojas de coca no son tan adictivas como su contraparte procesada, la cocaína, el pollo a la plancha no es tan adictivo como su homologo más gordo y saborizado, el pollo frito.

Este es un fenómeno que trasciende al ser humano, pues se ha observado en ratas, las cuales muestran indicadores de adicción cuando consumen comida chatarra, como galletas, pero no cuando comen comida normal.

Estos resultados tienen gran importancia, puesto que, teniendo en cuenta que se trata del primer estudio científico que respalda la idea de que la comida chatarra es más adictiva que los alimentos naturales, representa un primer paso para el control de la obesidad, un trastorno se estima que afectará al 85% de los adultos en los Estados Unidos para el año 2030.

Finalmente, los investigadores sugieren que si la comida chatarra es tan adictiva como las drogas, debería ser tratada como tal, por lo que proponen cambios legislativos en torno a las políticas públicas relacionadas a la alimentación, prestando especial atención a la población infantil.

Referencia: Which Foods May Be Addictive? The Roles of Processing, Fat Content, and Glycemic Load. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0117959

*Tomado de: https://www.tekcrispy.com/2018/08/20/comida-chatarra-adictiva-drogas/

Compartir