Inicio Internet Cierre de fábricas en China: Falta defensiva y precio sube

Cierre de fábricas en China: Falta defensiva y precio sube

1592
0
Compartir

Foto/laweb

El cierre de diversas fábricas en China, por cuenta de la política de recuperación ambiental implantada en aquel país, ya está impactando fuertemente en el agronegocio brasileño. Como consecuencia de las restricciones, redujo sensiblemente la oferta de materia prima para la fabricación de defensivos agrícolas en diversas partes del mundo – especialmente en Brasil, que es el mayor comprador de los ingredientes activos asiáticos.

La mayoría de los agroquímicos importados sufrieron considerable elevación de los precios FOB (Free On Board – contrato de exportación con costos de transporte interno incluido hasta el cargamento del buque), de acuerdo con el levantamiento de la Consultoría AllierBrasil. La investigación verificó más de 70 productos técnicos e intermedios comprados por Brasil en el exterior, y quedó evidenciada la correlación entre el cierre de fábricas en China, el suministro global y el aumento de los precios de los productos exportados a Brasil.

El estudio “Cierre de Fábricas de Productos Agroquímicos en China (2017)” muestra que los fabricantes chinos están en una escalada de aumento de precios. “Siendo China el mayor proveedor mundial, además de ser el mayor exportador de estos productos para el mundo, incluso para Brasil e India (que también exporta en gran cantidad a Brasil), cualquier restricción en el país asiático, impacta toda la cadena de producción y consecuentemente los precios “, afirma el ingeniero agrónomo y director de la consultora AllierBrasil, Flavio Hirata. En la evaluación del especialista, “la reposición de stocks para la próxima cosecha todavía traerá más sorpresas”.

Según la información recogida por la oficina en Shangai de Red Surcos, principal empresa de pesticidas de capital argentino, sólo el 20% de las fábricas de este sector están habilitadas para operar actualmente. Sólo 400 fábricas (de un total de 2.200) que existen en todo el país están habilitadas, explicó el especialista Sebastián Calvo.

De las fábricas que están paradas, hay muchas que han sido cerradas en forma definitiva y otras que deberán ajustarse a la normativa más estricta para volver a operar. “Esta situación está afectando la oferta de productos por parte de China, que resulta estratégica para el abastecimiento del mercado mundial, que hace pensar que es muy difícil ver una bajada de precios en el mercado futuro”, observó Calvo.

La estimación es que la situación empeora aún más a medio y largo plazo: para 2020 habrá un 30% menos de empresas en la agroindustria china, y las que queden serán las mayores, es decir, una gran concentración de mercado, lo que debe provocar menos competencia los precios.

“Los chinos se habían posicionado como líderes absolutos por bajos costos, pero ahora el escenario ha cambiado. El cambio a la India como proveedor central ya se está dando en productos clave como el clorpirifos y piretroides “, afirmó Calvo. Otro insecticida que debe faltar en los stocks brasileños es el Benzoato de emamectina, considerado el más eficiente para el control de la oruga Helicoverpa armigera. Esta es una de las plagas que provocan los mayores daños en la agricultura del país.

El producto se vende por cuatro empresas autorizadas: Tide / Prentiss, CCAB, Ourofino y Macroseeds, aprobada para uso de emergencia en Brasil hasta julio de 2019. Syngenta, con el Proclaim, es la única empresa que tiene el registro definitivo del Benzoato de emamectina en todo el territorio brasileño. De acuerdo con expertos escuchados por Agrolink, la mejor manera de prevenir el alza aún más fuerte de los precios e incluso una posible falta de abastecimiento es garantizar la compra cuanto antes.
Compartir