Inicio Internacional Cuba: Apuesta por el desarrollo piñero

Cuba: Apuesta por el desarrollo piñero

685
0
Compartir

Foto/revistasexcelencias.com

Resultado de imagen para logo fresh plaza.es

Agricultores estatales y de la rama cooperativa y campesina de Ciego de Ávila ampliarán las cosechas y exportación de piña, a fin de incrementar la comercialización en el turismo y el suministro con destino a naciones europeas.
Las lluvias del huracán Irma y después las precipitaciones desde la segunda quincena de abril hasta la fecha, perjudicaron el cultivo piñero, pero sus obreros y técnicos se esfuerzan para acrecentar sus volúmenes y fortalecer la economía nacional.
Este territorio ya llegó a más de 1500 hectáreas plantadas de las variedades MD-2 y la Española Roja, con el compromiso de alcanzar otras 500 hectáreas antes de que finalice 2018, expresó a la ACN el  ingeniero Wilver Bringas Fernández, director general de la Empresa Agroindustrial Ceballos.
Agregó que existen los recursos y la fuerza laboral correspondiente, con mayor énfasis en la MD-2 por ser la más apetecida en el viejo continente, en especial en España, Italia y Francia, además del dulce alimento a los polos de la llamada industria sin chimenea, dijo el ingeniero Reinaldo Ávila Guerra, al frente de ese y otros programas frutícolas.
El interés por esa especie se debe a que puede triplicar el rendimiento respecto a las demás al aportar hasta más de 60 toneladas por hectárea, en tierras rojizas y abundante agua en el subsuelo.
Su comienzo en el sur de Ciego de Ávila fue en el año 2012 con híbridos traídos de Costa Rica, y ya suman más de un centenar de hectáreas sembradas con la tecnología específica y un crecimiento sostenido.
Un cambió en el sistema de siembra, la introducción de modernos equipos, la buena dosificación de los fertilizantes y los medios biológicos contra las plagas y enfermedades, permitieron que los campos piñeros aumentaran sus producciones, declaró Ávila Guerra.
Indicó que la MD-2 se caracteriza por su poca acidez y es una fruta excelente y de gran tamaño, mientras la Española Roja tiene la ventaja de ser sumamente resistente al cambio climático y requiere menos insumos que las otras.
En la década de 1980 Ciego de Ávila acopió durante un año 31 mil toneladas de ananás, pero más adelante su auge comenzó a reducirse por dificultades económicas, aunque volvió a incrementarse a partir de 2008.
Fuente: Agencia Cubana de Noticias
Compartir