Inicio Noticias Frutas deshidratadas, otra apuesta de exportación

Frutas deshidratadas, otra apuesta de exportación

1373
0
Compartir

Foto// Foto:Mario Franco / La Opinión

Resultado de imagen para logo la opinion

Una fruta sin agua, con el sabor más intenso y colores más vivos, es el negocio al que le vienen apostando algunas empresas de Norte de Santander.

Desconocida para muchos, la fruta deshidratada es una modalidad que va ganando terreno en el mercado mundial.

Los alimentos tratados bajo este proceso tienen, entre otras características, menor tamaño y peso, así como mayor durabilidad, sin que esto afecte su valor nutritivo, por lo menos, eso aseguran los expertos.

No importa si es banano, piña, uchuvas, todas las frutas se pueden deshidratar para hacerlas más duraderas.

Gina Botero es una las emprendedoras que le apuesta a este segmento. Hace tres años, aproximadamente, en compañía de otras dos mujeres (su mamá, y hermana), decidió evolucionar el negocio familiar: la construcción de maquinaria para el sector agroindustrial.

Aunque este se mantiene, Botero, profesional en comercio exterior y mercadotecnia, encontró en el segmento de deshidratar fruta, una forma de innovar. El proceso, como en todos los emprendimientos, ha sido de aprendizaje, perseverancia y constancia.

Hoy, con su marca Fruverfit, este grupo de mujeres ya lograron cerrar negocios en el mercado nacional y están trabajando por conseguir las certificaciones exigidas en el comercio internacional.

En Cúcuta, contó, el mercado es limitado, sobre todo por el desconocimiento que hay sobre esta clase de productos. Pero el reto para ella está en ser competitivas en el mercado mundial, por lo menos, en los principales.

Según ProColombia, en el top 10 de países a los que Colombia exporta sus frutas y hortalizas procesadas, se destacan Estados Unidos, con US$31,4 millones (51,2% de participación); Reino Unido, con US$4,5 millones (7,4 %); Alemania, con US$3,1 millones (5,1 %); Países Bajos, con US$3 millones (4,9 %) y Francia, con US$2,6 millones (4,2%).

En el camino de la internacionalización, unos de los principales retos que se ha encontrado Botero son las certificaciones, que son muy costosas.

Uno solo de los más de cuatro certificados existentes puede costar hasta 60 millones de pesos, más los gastos propios que implica la contratación de una persona especializada en el tema para agilizar el recorrido de la empresa.

Por eso, el proceso no se puede hacer de un día para otro y “estamos trabajando en eso”, dijo la empresaria.

En este mercado, Colombia ha exportado al menos US$61 millones en pulpas, concentrados, frutas deshidratadas, liofilizadas, enlatadas y congeladas de mango, maracuyá, gulupa, mora, papaya, lulo, entre otros sabores, a más de 46 países.

Hay potencial en materia prima

Entre las frutas procesadas, en Colombia sobresalen las exóticas como la uchuva y la pitaya; y otras tropicales como el banano, la papaya y el mango, solo por nombrar algunas.

La materia prima de primera calidad es fundamental para este tipo de negocio. En el caso de Botero y sus compañeras de emprendimiento, algunas de ellas las consiguen en el departamento, otras las traen del mercado nacional y en algunas ocasiones del exterior.

Uchuvas, papayas, fresas, duraznos son de Norte de Santander. Productos como la piña y manzana vienen de Santander y Boyacá, respectivamente. “En ocasiones, hemos tenido que importar manzanas, pero tratamos de usar siempre el producto nacional”, agregó.

Ramiro Villamizar Hernández, experto en el sector frutícula y que hasta hace poco se desempeñó como director regional de Asociación Hortofrutícola de Colombia (Asohofrucol), manifestó que Norte de

Santander tiene un gran potencial en producción de fruta y ya hay líneas definidas de trabajo en el tema.

En este segmento, frutas como le limón Tahití, la uchuva y la gulupa, ya tienen un plan de trabajo.

Para mejorar la conectividad con el segmento agroindustrial, es necesario que empresarios y productores se sienten a dialogar sobre las necesidades de cada uno. De esta manera, se puede lograr el servicio de proveeduría que se requiere.

El productor necesita que el empresario le defina temas como el tipo de fruta, la calidad, la cantidad y el precio que se pagará por el producto, agregó el experto.

 *Tomado de: https://www.laopinion.com.co/economia/frutas-deshidratadas-otra-apuesta-de-exportacion-151304#OP
Compartir