Inicio Internet La plantación directa con rotación de cultivos es eficaz en la mitigación...

La plantación directa con rotación de cultivos es eficaz en la mitigación de gases de efecto invernadero

1328
0
Compartir

Foto: André Minitti

Resultado de imagen para logo agrolink.br

Los experimentos de larga duración en la región central del Cerrado brasileño apuntaron que el sistema plantío directo (SPD) con uso de la rotación de cultivos y presencia de plantas de cobertura es el más prometedor para la mitigación de gases de efecto invernadero (GEI), en comparación con el cultivo mínimo, sin la presencia de plantas de cobertura, o en relación con la preparación convencional del suelo. Los sistemas integrados, o incluso los sistemas en los que la gramínea braquiaria fue utilizada solamente como planta de cobertura después de la soja, también presentaron menores emisiones de GEI.

En la evaluación de las emisiones acumuladas por unidad de producto (granos / masa seca), los investigadores de Embrapa Cerrados (DF) observaron que el SPD con maíz en presencia de nitrógeno (N) y con milíto, como planta de cobertura, resultó en la menor intensidad de emisión: 77 miligramos de óxido nitroso (N2O) por kilo de grano producido (77 mg N-N2O kg-1 granos). Este resultado fue obtenido en comparación con otras especies de plantas de cobertura, a ejemplo del sistema con la leguminosa frijol-bravo-del-ceará, que presentó emisión de 100 mg N-N2O kg-1 granos.

En el experimento más antiguo de Integración Cultivo-Ganadera (ILP) de Brasil, conducido en la Embrapa del Cerrado desde 1991, las emisiones acumuladas después de un período de 509 días de evaluación en el sistema integrado con plantío directo fueron de 1,75 kg / ha de N2O, valor 53% y 62% menor que los observados en el área de agricultura continua sin rotación con pasto y en el área de labranza continua con preparación anual del suelo, respectivamente.

Los experimentos también evaluaron los stocks de carbono después de 22 años de implantación. De acuerdo con el investigador de la Embrapa Robélio Marchão, en el muestreo para cálculo de los stocks de carbono del suelo hasta la profundidad de un metro, sólo los sistemas integrados fueron capaces de retornar los stocks a los valores iniciales observados en el Cerrado.

Mitigar potencial de gas de efecto invernadero
Entre los gases de efecto invernadero, el óxido nitroso (N2O) es uno de los más importantes en la agricultura, estando asociado con una entrada de nitrógeno (N) desde el sistema de producción por el uso de fertilizantes nitrogenados, la manipulación y la descomposición de los residuos vegetales y la mineralización de la materia orgánica del suelo. Aunque tiene menor concentración en la atmósfera, el N2O presenta un potencial de impacto 310 veces mayor comparado con el dióxido de carbono (CO2), además del tiempo de permanencia en la atmósfera de 150 años.

En la plantación directa con la rotación de cultivos, el potencial de mitigación de las emisiones de N2O es mayor independientemente de la adopción o no de la fertilización nitrogenada, siendo indicado, por ejemplo, el uso de milésimas y frijoles guandú en sucesión al maíz. Para los sistemas con uso de soja, las investigadoras de Embrapa Arminda Carvalho y Alexsandra de Oliveira sugieren la cultura del sorgo como opción de safrinha bajo condición de secano.

Los científicos explican que el potencial de mitigar GEE del sistema de siembra directa con rotación de cultivos se debe también a la producción de materia seca de las plantas de cobertura, considerando sobre todo la calidad de esa biomasa producida. “La producción de la materia seca puede contribuir efectivamente, ya que está ligada a procesos fundamentales, como el ciclo y la acumulación de nutrientes, aumentando su disponibilidad para los cultivos subsecuentes, principalmente el nitrógeno, si se utiliza eficientemente. Además de proporcionar cobertura e incrementar la materia orgánica del suelo a lo largo de los años “, explica Arminda.

Mayores rendimientos de maíz
También señala el aumento en el rendimiento de maíz cultivadas en sucesión a la cosecha de mijo y pastos. La experta cuenta que la práctica produce mayores cantidades de paja en el sistema plantío directo y, consecuentemente, promueve mayor protección contra agentes erosivos y acumula más carbono en el suelo.

De acuerdo con Alexsandra de Oliveira, en la evaluación de las emisiones acumuladas por unidad de producto en cada sistema de manejo, con rotación y barbechos, el peor resultado fue el de la soja en sistema de preparación convencional de suelo y posterior barbecho (con ausencia de plantas de producción cubierta y sin safrinha), cuando comparado al sistema de siembra directa con rotación de cultivos. En este caso, la plantación convencional presentó una emisión por producto de 3,9 y 9 veces más en comparación a la rotación maíz-guandú y soja-sorgo, respectivamente, en sistema plantío directo.

Para las investigadoras, el uso de especies vegetales que promuevan menor dependencia por fuentes externas de nitrógeno, y que incrementen el rendimiento de cultivos, necesita ser intensificado en los agroecosistemas. “Los estudios deben relacionar la emisión acumulada de N-N2O por la productividad, buscando sistemas o arreglos que resulten en mayor eficiencia en la conversión por producto, es decir, cantidad de nutriente aplicado vía fertilizante versus cantidad de grano producido”, destacan.

*Tomado de: https://www.agrolink.com.br/noticias/plantio-direto-com-rotacao-de-culturas-e-eficaz-na-mitigacao-de-gases-de-efeito-estufa_404159.html

Compartir