Inicio Arroz Arroz no se debe sembrar en zonas marginales del país

Arroz no se debe sembrar en zonas marginales del país

44
0
Compartir

Foto/Suministrada Fedearroz/VANGUARDIA LIBERAL

Resultado de imagen para logo vanguardia liberal

Las imágenes de los tractocamiones en medio de lodazales tratando de sacar la cosecha arrocera en varias regiones de los Llanos Orientales, no se puede repetir. En esas condiciones es imposible obtener un precio competitivo en el mercado. De seguir así, de entrada, el cultivador está condenado a la quiebra.

De acuerdo con Rafael Hernández Lozano, gerente de la Federación Nacional de Arroceros, las siembras de este año no se pueden efectuar en zonas marginales, porque “cuando llegue el invierno no hay vías para sacar la cosecha y es imposible que llegue una recolectora, tal y como aconteció en los Llanos Orientales y varias zonas del país el año anterior. Son fincas muy buenas para la producción, pero no tienen el mínimo de infraestructura vial”, agregó.

Área proyectada

El directivo dijo que, además, el Ministerio de Agricultura, en la última reunión del Consejo Nacional del Arroz, dio a conocer la línea de quiebre en lo referente a las áreas arroceras para este año; y además, sostuvo que no se comprometía con las siembras en regiones marginales del país, que en 2018 y 2017 superaron las 100 mil hectáreas.

Hernández Lozano expresó que esa es la “única forma de hacer reaccionar el precio para los productores, al disminuir la oferta en el mercado nacional. Cuando se tiene sobreoferta local y a su vez, importaciones, el precio nunca será favorable”, agregó.

Hernández Lozano agregó que el año anterior muchos agricultores se quebraron no porque hubiesen tenido mala producción, la cual no la pudieron cortar a tiempo y el grano se daño.

“Hubo casos en los LLanos Orientales que sacaron al mercado arroz con 40% de los granos partidos; esa condición de manera inmediata castiga el precio”, agregó.

La planificación

El directivo gremial manifestó que se trabaja de la mano con el Ministerio de Agricultura y la Unidad de Planificación Agropecuaria, Upra, para determinar cuáles son las regiones aptas para la siembra de arroz en el país.

Para el ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, es necesario trabajar en un plan de ordenamiento de la producción, el cual fue aprobado en el Consejo Nacional del Arroz.

Para el Minagricultura, lo anterior permitirá “identificar las zonas con mejor desempeño productivo; planificar la siembra; fortalecer el acompañamiento técnico; facilitar acceso a financiamiento y gestión de riesgos; y mejorar infraestructura y comercialización”.

La línea de quiebre en cuanto a siembras
Las 478.000 hectáreas validadas por el Ministerio de Agricultura, de acuerdo con las proyecciones de Fedearroz, deben producir aproximada a los 2,7 millones de toneladas de arroz paddy (con cáscara), tomando una media de producción de 5,5 toneladas por hectárea.
Si el consumo mensual es de 200 mil toneladas, se terminaría el 2019 con un inventario de 400 mil toneladas, lo que a su juicio del directivo de Fedearroz, permitiría un mercado estable.
A lo anterior habría que sumarle las importaciones que son del orden de las 100 mil toneladas anuales.
La crisis de precios del 2017 y 2018 fue producto de la sobre oferta, la cual llevó a que al término de esos dos años, se tuviesen inventarios superiores a las 800 mil toneladas; es decir, el doble para las proyecciones de 2019.
“Cuando se tiene un país sobre inventariado, los precios nunca reaccionarán y es ahí, cuando los cultivadores ven florecer la ruina”, sentenció.
Compartir