Inicio Agro Bandeja paisa, tamal y ajiaco se pueden hacer con comida importada en...

Bandeja paisa, tamal y ajiaco se pueden hacer con comida importada en el país

62
0
Compartir

Foto/reuters

Resultado de imagen para logo larepublica.co

La gastronomía local es uno de los rubros en el que los colombianos nos sentimos más orgullosos, especialmente en Navidad, época en la que muchos desatienden su dieta para “darse un gusto”. Sin embargo, los ingredientes que utilizamos para preparar nuestros platos típicos no siempre son producidos en el territorio. Si tomamos como ejemplo la bandeja paisa, el ajiaco santafereño y los tamales, se puede evidenciar que estas preparaciones lo son por tradición mas no porque tengan productos exclusivos de “la tierrita” pues todos se pueden hacer con importados.

“Hoy en día, una tercera parte de lo que usted se come es importado indirecto o directamente. Supongamos que usted tiene un plato con una chuleta, esa porción tiene elementos importados porque el concentrado que se come el cerdo es a base de maíz, y 80% de ese grano entra al país. Esto quiere decir que muy pocas personas en el país se salvan de comer algo de afuera”, dijo Rafael Mejía presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia.

La compra de alimentos en el extranjero sigue en aumento. Según el Dane, el gasto en productos agropecuarios, alimentos y bebidas representa 13,4% del total de las importaciones hasta septiembre y aumentaron 2,4%, reportando compras al extranjero por US$542,7 millones CIF.

“Al país le urge tener una política agrícola que lo proteja de tener que mercar en el exterior. si se tuviera, al menos 50% de los alimentos que se importan serían reemplazados por la industria local”, añadió el presidente de la Bolsa Mercantil.

Para demostrar los alcances de este fenómeno, LR escogió tres de los platos más característicos del país e hizo un análisis sobre los ingredientes principales que se importan.

Bandeja Paisa

Esta preparación, oriunda de Antioquia, es una de las más familiares al paladar de los colombianos por su popularidad en todas las regiones, desde Amazonas hasta la Guajira. Este plato involucra los grupos alimenticios de cereales, cultivos de plantas, semillas, carnes y frutas para su preparación gracias al arroz, los plátanos maduros, los fríjoles, la carne de res y de cerdo y el aguacate.

Según las estadísticas del Dane, la importación del plátano maduro es una de las que más ha crecido con 119,1% al noveno mes respecto al mismo periodo en 2017 y se ha invertido US$64,8 en lo corrido del año para traer cultivos de plantas.

“El problema de Colombia no solo está en que se carece de una reforma agrícola, sino que también produce en cantidades muy bajas algunos de alimentos que más consume, como el arroz que es un cereal. Esto se debe a dos factores, el primero, porque tenemos una infraestructura bastante limitada para poder generar lo que necesitamos. El segundo, es que, al ser un país ubicado en el trópico, nuestros cereales crecen a menor velocidad y con otro tipo de calidad”, indicó Javier Díaz, presidente de Analdex.

Llama la atención que el país importe fríjoles, pues son uno de los ingredientes más característicos de la gastronomía. De acuerdo con los datos, la nación gastó US$42,7 millones en la importación de su grupo alimenticio, además, su demanda creció 3,6%.

Ajiaco santafereño

Este ícono de la gastronomía colombiana consiste en una sopa de pollo que contiene diferentes tipos de tubérculos como la papa. También incluye alcaparras y crema de leche. En esta preparación lo que más destaca es el gasto que hizo el país hasta septiembre en importar carne de res, cerdo y pollo, que significó US$282,2 millones y aumentó su demanda 27,1% respecto a 2017.

Los lácteos nacionales, utilizados para la crema de leche, han reconquistado terreno en la industria nacional al registrar una disminución en la compra extranjera de 5,8%. Hasta el noveno mes del año en curso, el país gastó US$88,3 millones en la comercialización extranjera de este grupo alimenticio.

El Tamal

La forma en que se prepara este plato podría ser una discusión eterna entre los colombianos debido a la variedad de recetas que se extienden en las cinco regiones. No obstante, todas tienen estos ingredientes en común: cebolla, zanahoria, harina y sal.

La importación de harina para este plato se contempla en el grupo de semillas y harina oleaginosos, donde la nación ha invertido US$438,4 millones para traer estos productos, además, aumentó la demanda 21,4%, un mayor consumo que en 2017.

“Como la harina de trigo ya no se produce en el país, sus derivados como la pasta y el pan también se hacen con materia prima de otros países. Es difícil pensar que pocas personas en Colombia ingieran estos alimentos de primera necesidad”, agregó Mejía.

Los expertos coinciden en que el país necesita una política agraria para impulsar la producción industrial en los campos haciéndola rentable para no depender tanto de los insumos extranjeros. Mientras tanto, disfrute de la Navidad, y recuerde que si bien, muchos de los ingredientes no son colombianos, la mezcla y su preparación sí lo son.

*Tomado de: https://www.larepublica.co/consumo/bandeja-paisa-tamal-y-ajiaco-se-pueden-hacer-con-comida-importada-en-el-pais-2794912

Compartir